logo_medicina
Síguenos

Por fin nos vemos las caras

Ante el fin de las mascarillas en interiores a partir de hoy, una gran parte de la población asegura que seguirá usándola la por miedo

Compartir
Por fin nos vemos las caras

Por Julia Porras

18 de abril de 2022

El próximo 20 de abril podremos decir adiós a las mascarillas en interiores. Así lo anunciaba la ministra de Sanidad tras el Consejo Interterritorial con las comunidades autónomas que tuvo lugar justo antes de Semana Santa.

Pero la mascarilla seguirá siendo obligatoria en algunos espacios por razones obvias. Habrá que seguir llevándola en hospitales, centros de salud y de transfusión de sangre y, como novedad, también en las farmacias, ya que son lugares donde acude gente vulnerable. En los transportes también será obligatoria sin excepción en avión, ferrocarril, autobús, metro y en los transportes en barco, siempre que no sea posible mantener la distancia.

En el resto de espacios, como bares, restaurantes, salas de eventos, etc., ya no será necesaria. En colegios, como ya adelantamos en Medicina Responsable, también será retirada puesto que hace tiempo que los expertos no consideran necesario que los niños la lleven. Por su parte, en los ámbitos laborales, la cuestión estará en manos de prevención de riesgos laborales, que considerará si es adecuada o no dependiendo de si se puede guardar la distancia de seguridad, es decir, en función de cada tipo de trabajo.

Los expertos continúan defendiendo la postura de que es demasiado pronto retirarla, porque aún tenemos una incidencia por encima de 400 casos por cada 100 mil habitantes, y eso sin saber los datos de Semana Santa.

Sanidad, mientras, busca garantizar la seguridad de esta medida basándose en las cifras de vacunación, que son muy altas en nuestro país, un 92% con pauta completa y un 40% de menores de 12 años vacunados. Pero, sobre todo, se apoyan en las bajas cifras de hospitalización en cama, que están en un 3,87% y en UCI ligeramente superior, un 4,07%.

¿Qué piensa la gente de la calle?
De acuerdo con una encuesta recogida por el diario El Mundo, un 53% de los ciudadanos pide aguantar un poco más, frente a un 43,3% que ya está deseando sacar la cara a pasear. Las cifras están ajustadas porque el miedo es libre.

Por edades la diferencia es algo mayor, ya que son precisamente los mayores de 65 los que tienen más miedo a quitarse la mascarilla cuando van al supermercado o a algún lugar concurrido. Al fin y al cabo, son los que más han sufrido la pandemia y, si hablamos de mayores de 80, la preocupación se dispara.

Los jóvenes sin embargo tienen más ganas y menos miedo; casi el 60% se la quiere quitar ya frente a un 30% que prefiere esperar un poco más. Estos jóvenes entre 18 y 29 años están más hastiados del uso de la mascarilla sobre todo por cuestiones estéticas y por la edad en la que les ha tocado vivir la pandemia.

Sea como sea, el 20 de abril nos veremos las caras. Siempre teniendo en cuenta que todas las medidas son reversibles y que no existirá obligatoriedad, solo recomendación de uso.

 

 



Te puede interesar
el-ensayo-pancovid-liderado-por-la-paz-confirma-la-eficacia-del-tratamiento-baricitinib-en-pacientes-con-covid-grave-1660214234514
El ensayo PANCOVID, liderado por La Paz, confirma la eficacia de Baricitinib en Covid grave
sin-salud-mental-no-hay-salud-1665396535965
Un 25% de los españoles sufrirá algún problema de salud mental
estar-sentada-la-mayor-parte-del-dia-triplica-el-riesgo-de-muerte-cardiovascular-en-mujeres-mayores-de-50-anos-1662637639292
Estar sentada triplica el riesgo de muerte cardiovascular en mujeres mayores de 50