logo_medicina
Síguenos

Vacunarse contra la Covid-19 tras la ovulación podría evitar las alteraciones en el ciclo menstrual

Cientos de mujeres han visto como la vacunación contra el coronavirus ha hecho que su menstruación dure más de 8 días

Compartir
imagen banner

Por Andrea Rivero

15 de septiembre de 2022

Son muchas las mujeres que han manifestado haber sufrido algún cambio en su menstruación tras haberse vacunado contra la Covid-19. Según varios estudios, entre el 50 y el 60% de las mujeres en edad reproductiva han sufrido alguna irregularidad. Ahora, una investigación del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CSIC) ha comprobado que vacunarse tras la ovulación podría tener un “efecto protector” para prevenir alteraciones del ciclo menstrual.

Los investigadores del Instituto de Investigación de Inteligencia Artificial (IIIA-CSIC), junto con la Universidad de Ginebra, la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (AQuAS) y el Hospital de la Santa Creu y Sant Pau, han analizado 1.800 ciclos de 371 mujeres y han concluido que la vacunación durante la fase lútea, es decir, después de la ovulación, parece evitar que la duración de la menstruación aumente.

De acuerdo con Borja Velasco, coordinar del proyecto e investigador en el IIIA-CSIC y AQuAS, “esto es el resultado de un proyecto conjunto y multidisciplinar ya que la aplicación para móvil App Lunar aportó los datos anonimizados de sus usuarias, nuestros compañeros del servicio de ginecología del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau señalaron la dirección clínica hacia la que había que mirar y, desde el IIIA, aportamos la capacidad analítica para encontrar patrones en estos datos”.

Utilizando el método llamado Self-Controlled Case Series, las usuarias compararon sus propios ciclos anteriores y posteriores a la vacunación utilizando las variables de variación del ciclo, duración del periodo y cambios en el sangrado y la intensidad del dolor. Tras esto, los investigadores realizaron un cribado de los resultados según la fase del ciclo en la que habían sido vacunadas.

Los resultados mostraron que el 11% de las mujeres vacunadas durante la fase folicular, es decir, antes de la ovulación, experimentó un incremento de la duración de su menstruación de más de 8 días. “Se observó que las personas que se habían vacunado durante la fase folicular presentaban un incremento medio de la duración del ciclo de un día, mientras que las personas que se habían vacunado durante la fase lútea no presentaban incremento alguno”, explica Velasco.

Tras estos datos, los investigadores recalcan la importancia de la fase del ciclo menstrual en el momento de vacunarse y destacan que la llamada de atención de las mujeres afectadas ha sido fundamental porque sin eso no se realizarían estudios como el que han llevado a cabo.



Te puede interesar
noticia_relacionada
‘No dejes que el lupus gane’
noticia_relacionada
El robot Da Vinci se utiliza por primera vez en cirugía gástrica
noticia_relacionada
La facturación de la medicina estética en España supera los 3.500 millones de euros