logo_medicina
Síguenos

¿Podremos vivir hasta los 125 años? Una investigación dice que sí

“Si existe un límite máximo para la vida humana, aún no se ha alcanzado”, señala un estudio de la Universidad de Georgia

Compartir
¿Podremos vivir hasta los 125 años? Una investigación dice que sí
Freepik

Por Andrea Rivero

4 de abril de 2023

María Branyas Morera es la persona más longeva del mundo. Con sus 116 años, esta estadounidense residente en Cataluña encabeza el listado de las ocho personas con más edad de todo el planeta, curiosamente todas ellas mujeres. María nació en 1907 y ha vivido dos guerras mundiales, el hundimiento del Titanic, el descubrimiento de la penicilina, la llegada del hombre a La Luna, la caída del muro de Berlín, la creación de Internet y la pandemia de la Covid-19. Ella y el resto de “supercentenarias”, nacidas en los albores del siglo XX, rondan los 115 años, pero aunque ahora el límite biológico este en esa edad, investigadores de la Universidad de Georgia en Estados Unidos estiman que las siguientes generaciones, concretamente los nacidos a partir de 1950, podrían alcanzar los 125 años. 

Los autores del estudio han mostrado cómo los datos revelan un aplazamiento paulatino de la mortalidad, lo que sugiere que, “si existe un límite máximo para la vida humana, aún no se ha alcanzado”. En su investigación, publicada en la revista científica PLOS One, analizaron grupos de personas de entre 50 y 100 años de 19 países, entre ellos España, y han podido sacar diversas conclusiones. Entre algunas exponen que durante el siglo XX se vivieron dos etapas, una de “compresión” de la mortalidad, cuando los nacidos en un mismo año murieron en fechas similares, y otros de “postergación”, cuando la esperanza de vida de determinados individuos comenzó a dilatarse en el tiempo. 

Edad Máxima de Gompertz

Los investigadores utilizaron la Ley de Mortalidad de Gomspertz-Makeham para calcular lo que se conoce como Edad Máxima de Gompertz (GMA). Esta ley establece que la tasa de mortalidad de las personas equivale a la suma de dos componentes, uno dependiente de la edad y otro independiente. Por ejemplo, en un país subdesarrollado donde las causas externas de mortalidad son habituales, como algunas enfermedades infecciosas, el componente de mortalidad independiente de la edad tendrá mucho peso. “Encontramos que, durante gran parte del período cubierto por nuestros datos, no hubo aumento en la GMA. Demostramos, sin embargo, que ha habido episodios en los que la GMA aumentó. La presencia de estos episodios de aplazamiento de la mortalidad sugiere que, de hecho, la duración máxima de la vida humana no es fija”, explican los investigadores. 

Según sus datos, el primer episodio de postergación de la mortalidad que identificaron ocurrió en las personas nacidas a principios de la segunda mitad del siglo XIX. Durante este período, la GMA aumentó cerca de cinco años. “Solo podemos especular sobre las causas de este aumento, pero como la primera de estas cohortes alcanzó los 50 años justo después de 1900 y la última llegó a los 100 años en 1980, esto puede estar relacionado con una primera ola de mejoras en la salud pública y la tecnología médica”. Hay un segundo episodio de aplazamiento de la mortalidad entre las personas nacidas entre 1910 y 1950, las que actualmente tienen entre 70 y 100 años. “Estimamos que la GMA para estas cohortes puede aumentar hasta en 10 años”, añaden. De hecho, los investigadores estiman que, por ejemplo, la última mujer sueca (uno de los países analizados) nacida en 1950 tiene un 95% de probabilidades de morir con una edad entre 117,1 y 125,5 años. 



Te puede interesar
darias-anunciara-sabado-candidatura-alcaldia-las-palmas
Darias anunciará el sábado su candidatura a la alcaldía de Las Palmas
el-73por-ciento-de-las-mujeres-reconoce-haber-sufrido-algun-episodio-de-depresion
El 73% de las mujeres reconoce haber sufrido algún episodio de depresión
reducir-sal-salva-vidas
Reducir el consumo de sal salvará siete millones de vidas en siete años