logo_medicina
Síguenos

¿Por qué algunas personas enferman y otras no ante un mismo virus?

Investigadores de Estados Unidos descubren los mecanismos biológicos y genéticos que mejoran la tolerancia a las enfermedades

Compartir
¿Por qué algunas personas enferman y otras no ante un mismo virus?

Por Andrea Rivero

20 de junio de 2022

¿Cómo es posible que algunas personas enfermen y otras no? Investigadores del Instituto Wyss de la Universidad de Harvard han averiguado por qué algunas personas son más propensas que otras a reaccionar ante bacterias y virus y abren la puerta al desarrollo de nuevos medicamentos que aumenten la tolerancia de las personas a los patógenos.

Los investigadores del Instituto Wyss han descubierto los mecanismos biológicos y genéticos que mejoran la tolerancia a las enfermedades, es decir, la capacidad de las células y los tejidos de resistir el daño en presencia de patógenos invasores. Eso sí, lo han descubierto en renacuajos, aunque muchos de estos mecanismos se encuentran también en mamíferos. Además, de esta manera han manifestado que las infecciones en humanos podrían tratarse aumentando la tolerancia a los patógenos en lugar de matándolos.

De acuerdo con Megan Sperry, autora principal del estudio, “el enfoque estándar para el tratamiento de infecciones durante los últimos 75 años ha sido centrarse en matar al patógeno, pero el uso excesivo de antibióticos tanto en el ganado, como en los humanos ha llevado a la aparición de bacterias resistentes a los antibióticos que nos está costando cada vez más eliminar”.

Con esta investigación, publicada en Advanced Science, han manifestado que, centrarse en modificar la respuesta ante un patógeno en lugar de matarlo podría ser una manera eficaz de prevenir las enfermedades y los fallecimientos a causa de la resistencia a los antibióticos.

¿Cómo lo han descubierto?
Para llegar a esta conclusión utilizaron embriones de rana y los expusieron a seis especies diferentes de bacterias obteniendo dos claros resultados. Por un lado, los embriones que se expusieron a las bacterias más agresivas, Aeromonas hydrophila y Pseudomonas aeruginosa, mostraron cambios visibles a las 52 horas tras la infección y modificaciones generalizadas en sus patrones génicos un día después de infectarse.

Por otro lado, los que se infectaron con las otras cuatro bacterias, no presentaron cambios visibles. Pero, en el análisis genético, se vio que las bacterias S. aureus y S. pneumoniae causaron muy pocos cambios genéticos en los embriones, mientras que, las especies Acinetobacter baumanii y Klebsiella pneumoniae modificaron un conjunto de 20 genes que no habían sufrido cambios durante la infección con las bacterias más agresivas. En este caso, los cambios sufridos tenían un impacto positivo en la salud de los renacuajos, lo que implica que estos podrían estar involucrados en la respuesta de tolerancia de los animales.

Según Richard Novak, coautor del estudio, “fue realmente emocionante ver que la tolerancia a los patógenos parece estar modulada por múltiples procesos biológicos coordinados (hipoxia, transporte de iones metálicos y ritmo circadiano). Gracias a esto podría ser posible desarrollar una clase completa de medicamentos que se dirijan simultáneamente a múltiples vías para ayudar a hacer organismos más resistentes al daño por infección mientras se evitan los efectos secundarios indeseables”.

Los investigadores advierten de que los fármacos que pueden inducir la tolerancia no son la panacea. Acrecentar la tolerancia de las personas a las infecciones podría conllevar a que sus organismos nunca eliminen por completo un patógeno dañino. Por lo que, de momento, estos medicamentos valdrían para utilizarlos en combinación con otras medidas, como vacunas, o en situaciones críticas de resistencia a los antibióticos.



Te puede interesar
primer-centro-monografico-de-oncologia-de-espana-1655802576914
Primer centro monográfico de oncología de España
preven-incidencia-virus-respiratorios-ninos
Se prevé que la incidencia de los virus respiratorios en niños supere en un 60% a los años prepandemia
el-asma-no-tiene-edad-pero-si-consecuencias-1651576582402
El asma no tiene edad, pero sí consecuencias