logo_medicina
Síguenos

La diferencia de peso y altura entre jóvenes rurales y urbanos se reduce en los últimos 30 años

1.500 investigadores han llegado a esta conclusión después de analizar los datos de 71 millones de niños y jóvenes en todo el mundo

Compartir
La diferencia de peso y altura entre jóvenes rurales y urbanos se reduce en los últimos 30 años

Por Gema Puerto

3 de abril de 2023

Un estudio del Imperial College de Londres y publicado en la revista Nature ha comparado la estatura y el índice de masa corporal de 71 millones de niños y adolescentes de 200 países, incluyendo España, entre 1990 y 2020. Según esta macroencuesta, las diferencias de vivir en las zonas rurales y urbanas en el siglo XXI han disminuido. Sin embargo, las ventajas urbanas se amplificaron para los chicos que vivían en algunas regiones de África y Asia.

En términos generales, el estudio muestra una mayor cohesión territorial en los estados occidentales, mientras que la situación en el África subsahariana precisa de programas de apoyo, alertan los autores.

La investigadora Esther López-García, profesora de Epidemiología en la Universidad Autónoma de Madrid, que ha participado en el estudio, ha asegurado que “la salud de los niños y jóvenes de las zonas rurales ha mejorado por el acceso a la educación, la asistencia sanitaria y la alimentación con los programas de asistencia alimentaria en las escuelas o ayuda para la compra de alimentos”.

¿Crecer en la ciudad o en el campo?

Las ciudades ofrecen multitud de oportunidades para mejorar la salud, la nutrición, el deporte o la atención sanitaria de niños y jóvenes. Hasta el siglo XX, todos esos factores influyeron para que los niños en edad escolar y los adolescentes que vivían en ciudades fueran más altos que los que vivían en entornos rurales. Sin embargo, en 2020 esa diferencia se ha reducido en algunos de los países occidentales más ricos, como el Reino Unido, Estados Unidos o Francia. Ahora, según los científicos, esa “ventaja” corresponde a los adolescentes de las zonas rurales.

Diferente es el caso de otras zonas rurales como el África subsahariana, el sur de Asia y el Medio Oriente y los países del Pacífico. En estas zonas, los niños no han aumentado su estatura en comparación con los de las urbes, sino al revés. La explicación está, según los investigadores, en otros factores como las trayectorias de crecimiento y desarrollo que éstos han vivido. Esto es “particularmente relevante” debido al aumento de la pobreza y el coste de los alimentos, influenciado por la pandemia la guerra en Ucrania.

Economías emergentes como Chile, Taiwán y Brasil han registrado los mayores aumentos de la estatura en jóvenes rurales a lo largo de las tres últimas décadas, alcanzando alturas similares a las de sus homólogos urbanos.

El papel del Índice de Masa Muscular (IMC)

Además de la altura de los niños, el estudio también evaluó el Índice de Masa Corporal  para conocer el peso saludable de acuerdo con la estatura. La conclusión fue que los niños que vivían en ciudades tenían un IMC ligeramente superior al de los niños en zonas rurales en 1990. En 2020, los promedios de IMC aumentaron en la mayoría de los países, aunque más rápidamente en el caso de los niños de las ciudades, excepto en la zona de África y el sur de Asia, dónde el IMC aumentó más rápidamente en las zonas rurales.

No obstante, a lo largo de 30 años la diferencia del IMC entre las zonas rurales o urbanas fue pequeña; menos de 2kg de peso para un niño de 130 cm de estatura y menos de 3kg para un adolescente de 160 cm de estatura.

La doctora Anu Mishra, autora principal del estudio explica que “las ciudades siguen aportando beneficios para la salud de niños y adolescentes. Afortunadamente en la mayoría de las regiones, las zonas rurales están alcanzando a las ciudades gracias al saneamiento moderno y las mejoras en atención sanitaria y nutrición”.

En contra de la suposición generalizada de que la urbanización es el principal motor de la epidemia de obesidad, el estudio ha descubierto que en muchos países occidentales de renta alta apenas ha habido diferencias en la estatura y en el IMC a lo largo del tiempo.

España difiere de la tendencia mundial

En nuestro país, los jóvenes rurales tenían un mayor IMC que los urbanos en 1990. La diferencia era de casi 0,14 en el caso de las chicas y superior a los 0,11 puntos entre los chicos, sin embargo, en 2020, las niñas que vivían en zonas urbanas tenían un IMC promedio superior a las de zonas rurales en 2020.

Aunque la estatura y el IMC han aumentado en todo el mundo desde 1990, los autores han descubierto que el grado de cambio entre las zonas urbanas y rurales varía mucho según los ingresos de los países. Los más ricos mostraban una mayor cohesión territorial frente a los de renta media o baja.

Según los investigadores, utilizar los recursos del crecimiento económico para financiar programas de nutrición y salud, tanto a través de las escuelas como en la comunidad, “es clave para cerrar las brechas entre las distintas zonas y grupos sociales”, explica Majid Ezzati, autor principal del estudio e investigador en la Escuela de Salud Pública del Imperial College de Londres.



Te puede interesar
caso-gripe-porcina-ser-humano
Confirman en Reino Unido el primer caso de una nueva cepa de gripe porcina en un ser humano
consecuencias-en-la-salud-de-la-invasion-de-rusia-a-ucrania-1647937693786
Consecuencias en la salud de la invasión de Rusia a Ucrania
devolver-olfato-covid-persistente
Logran devolver el olfato a pacientes con Covid persistente