logo_medicina
Síguenos

Pasar una noche en vela podría ayudar a revertir la depresión varios días

Un estudio norteamericano sugiere que la corteza prefrontal y sus aportes de dopamina son clave para una plasticidad rápida y efectos antidepresivos después de una breve pérdida de sueño

Compartir
Pasar una noche en vela podría ayudar a revertir la depresión varios días
@freepik

Por Julia Porras

6 de noviembre de 2023

La mayoría de las personas que han pasado una noche entera sin dormir, lo que se conoce como noche en vela, están muy familiarizadas con esa sensación de “cansancio y tensión”. Aunque, por un lado, el cuerpo está físicamente agotado, el cerebro se siente feliz, loco y casi mareado. Un grupo de neurobiólogos de la Universidad Northwestern, en Estados Unidos, han llevado a cabo un estudio para determinar qué es lo que produce ese “efecto borrachera”. En el estudio, los investigadores indujeron una privación de sueño leve y aguda en ratones y luego examinaron sus comportamientos y actividad cerebral. No solo aumentó la liberación de dopamina durante el período de pérdida aguda de sueño, sino que también mejoró la plasticidad sináptica, literalmente reconectando el cerebro para mantener el estado de ánimo alegre durante los días siguientes.

Estos nuevos hallazgos podrían ayudar a los investigadores a comprender mejor cómo los estados de ánimo cambian de forma natural. También podría conducir a una comprensión más completa de cómo funcionan los antidepresivos de acción rápida (como la ketamina) y ayudar a los investigadores a identificar objetivos previamente desconocidos para nuevos medicamentos antidepresivos.  “Descubrimos que la falta de sueño induce un potente efecto antidepresivo y reconfigura el cerebro. Este es un recordatorio importante de cómo nuestras actividades casuales, como una noche de insomnio, pueden alterar fundamentalmente el cerebro en tan solo unas pocas horas”, ha explicado la profesora y experta en neuroplasticidad Yevgenia Kozorovitskiy, primera autora del estudio.

Para explorar este asunto, Kozorovitskiy y su equipo desarrollaron un nuevo experimento para inducir una pérdida aguda de sueño en ratones que no tenían predisposiciones genéticas relacionadas con los trastornos del estado de ánimo humanos. La configuración experimental debía ser lo suficientemente suave para evitar causar un estrés sustancial a los animales, pero lo suficientemente incómoda para evitar que los animales se quedaran dormidos. Después de una noche de insomnio, el comportamiento de los animales cambió y se volvió más agresivo, hiperactivo e hipersexual, en comparación con los controles que experimentaron una noche de sueño típica.

Utilizando herramientas ópticas y codificadas genéticamente, los investigadores midieron la actividad de las neuronas de dopamina, que son responsables de la respuesta de recompensa del cerebro. Y encontraron que la actividad era mayor en los animales durante el breve período de pérdida de sueño. "Teníamos curiosidad por saber qué regiones específicas del cerebro eran responsables de los cambios de comportamiento", ha dicho Kozorovitskiy. "Queríamos saber si se trataba de una señal de transmisión grande que afectaba a todo el cerebro o si era algo más especializado".

Si bien la mayoría de los comportamientos (como la hiperactividad y el aumento de la sexualidad) desaparecieron a las pocas horas de la pérdida aguda de sueño, el efecto antidepresivo persistió durante unos días. Esto sugirió que podría mejorarse la plasticidad sináptica en la corteza prefrontal. Los investigadores no comprenden completamente por qué la falta de sueño causa este efecto en el cerebro, pero sospechan que la evolución tiene mucho que ver.  "Está claro que la privación aguda del sueño de alguna manera activa el organismo", explica Kozorovitskiy. “Puedes imaginar ciertas situaciones en las que hay un depredador o algún tipo de peligro en las que se necesita una combinación de función relativamente alta con la capacidad de retrasar el sueño. Si pierdes el sueño de forma rutinaria, se producirán diferentes efectos crónicos que serán igualmente perjudiciales. Pero de manera transitoria, puede haber situaciones en las que es beneficioso estar intensamente alerta durante un período de tiempo”.

Kozorovitskiy advierte a la gente que no empiece a pasar la noche en vela para alegrar el ánimo. "El efecto antidepresivo es transitorio y sabemos la importancia de dormir bien por la noche. “Yo diría que es mejor ir al gimnasio o dar un agradable paseo. Este nuevo descubrimiento es importante a la hora de encontrar a el antidepresivo adecuado para una persona”.

El estudio, "Vías de dopamina que median las transiciones del estado afectivo después de la pérdida de sueño", ha sido publicado en la revista Neuron.



Te puede interesar
corre-nino
Un año más, "Corre por el Niño"
zonas-donde-no-se-podra-fumar-plan-antitabaco
Estas son las zonas donde no se podrá fumar, según el plan antitabaco
fallecen-dos-ninos-a-causa-de-la-hepatitis-de-origen-desconocido-en-espana-1659693501956
Fallecen dos niños a causa de la hepatitis de origen desconocido en España