logo_medicina
Síguenos

El Hospital Clínico San Carlos reduce un 80% el temblor esencial del Parkinson

Gracias al uso de un tratamiento no invasivo, los pacientes pueden retomar actividades rutinarias como vestirse, comer o escribir

Compartir
El Hospital Clínico San Carlos reduce un 80% el temblor esencial del Parkinson

Por Julia Porras

23 de mayo de 2023

El Hospital público Clínico San Carlos, de la Comunidad de Madrid, ha conseguido reducir un 80% de media el temblor asociado a la enfermedad de Parkinson que se produce en las extremidades superiores. El resultado, obtenido en más de 80 pacientes, ha sido posible gracias a la aplicación de calor por ultrasonidos de alta intensidad sobre las neuronas que lo producen. 

El temblor esencial es el trastorno del movimiento más prevalente de esta enfermedad, que se incrementa a partir de los 65 años. Empeora la calidad de vida de las personas que lo padecen, ya que produce dificultad para realizar las actividades básicas de la vida diaria, al inducir movimientos involuntarios o balanceo que afecta a las manos, como escribir o dibujar o problemas para sostener cubiertos, vasos y utensilios de comida. También afecta a las cuerdas vocales, provocando voz temblorosa. 

Gracias a este nuevo procedimiento, “más del 80% de los pacientes refieren una mejoría superior al 90%, según su percepción subjetiva, manteniéndose estos resultados a los seis y doce meses después del tratamiento, sin apenas recaídas”, ha afirmado la neuróloga Rocío García Ramos. 

El tratamiento

El equipo multidisciplinar que ha llevado a cabo el estudio, compuesto por neurólogos, neurocirujanos, radiólogos, técnicos de Radiología y profesionales de enfermería, es el primero de la sanidad pública madrileña y segundo de España en utilizar el tratamiento HIFU (High Intensity Focal Ultrasound), gracias a un equipo de alta tecnología que permite concentrar el calor sobre las neuronas responsables del temblor, eliminándolas en una sola sesión.

Una vez localizado el punto exacto del cerebro sobre el que aplicar los ultrasonidos, gracias a la imagen radiológica de la anatomía del paciente, previamente planificada por los radiólogos en una resonancia magnética de tres teslas, se incrementa la temperatura hasta los 60º centígrados para la ablación o eliminación de las neuronas responsables del temblor.  Para ello, se coloca un marco de estereotaxia sobre la cabeza del paciente, cubierto con una membrana de agua refrigerada, para que los haces de calor atraviesen el cuero cabelludo sin dañarlo. Como este se mantiene despierto en todo momento, el neurólogo puede verificar el grado de eliminación del temblor en tiempo real, lo que permite incrementar la intensidad del tratamiento en función de la respuesta, gracias a la exploración neurológica que se lleva a cabo durante el procedimiento, permitiendo controlar la mejoría del temblor hasta su desaparición.

El tratamiento único, preciso y mínimamente invasivo, está “indicado en pacientes con temblor esencial y temblor asociado a la enfermedad de Parkinson, y les permite recuperarse con rapidez y retomar sus actividades cotidianas como asearse, vestirse, comer, escribir o trabajar sin los temblores que antes les impedían llevar una vida normal. Además, su efectividad se mantiene a lo largo del tiempo”, ha destacado la neuróloga Rocío García Ramos. 

 



Te puede interesar
virginia-izura-elegida-vicesecretaria
Virginia Izura, elegida vicesecretaria del Consejo General de Médicos
donde-encuentra-nervio-vago
¿Podrías decir dónde se encuentra el nervio vago?
identifican-mecanismos-cancer-mama-migra-organos-metastasis
Identifican mecanismos que explican cómo el cáncer de mama migra a otros órganos y produce la metástasis