logo_medicina
Síguenos

Observan a nivel atómico la "compuerta" de moléculas claves en el aprendizaje y la memoria

Este hallazgo, llevado a cabo por científicos españoles, podría servir para diseñar fármacos contra la esquizofrenia, el ictus y otras enfermedades neurológicas

Compartir
Observan a nivel atómico la "compuerta" de moléculas claves en el aprendizaje y la memoria
María Martínez Molledo, primera autora del artículo, y Óscar Llorca, co-autor principal, investigadora y jefe del Grupo de Complejos Macromoleculares en la Respuesta a Daños en el DNA del CNIO - ESTHER SÁNCHEZ / CNIO

Por Medicina Responsable

17 de abril de 2024

Un estudio colaborativo entre investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el IRB Barcelona, la Universidad de Barcelona y el CIBERER ha observado, a nivel atómico, la "compuerta" neuronal para moléculas esenciales en el aprendizaje y la memoria. Este hallazgo podría servir para diseñar fármacos contra la esquizofrenia, el ictus y otras enfermedades neurológicas.

El estudio, que se publica en la revista Nature Communications, ha conseguido observar y describir la estructura de una proteína presente en la membrana de las neuronas, una proteína que actúa como una compuerta que se abre y se cierra, y actúa como transportador específico para determinados aminoácidos claves para el aprendizaje y la memoria. Se trata de la proteína Asc1/CD98hc, Asc1 en su forma abreviada. La actividad de la proteína Asc-1 se ha relacionado con distintos tipos de enfermedad mental, y conocer su forma tridimensional permitirá el desarrollo de nuevos fármacos para estas patologías.

"Modular la actividad de Asc-1 puede ser una estrategia terapéutica en afecciones como el ictus y la esquizofrenia. La determinación de la estructura de Asc-1 a resolución atómica es importante porque puede ayudar en la búsqueda de compuestos que modifiquen su actividad", explica Óscar Llorca, del CNIO.

"La colaboración entre el IRB Barcelona, el CNIO y la UB ha sido clave para desentrañar los misterios de Asc-1, ofreciéndonos una visión sin precedentes de su estructura y funcionamiento. Este descubrimiento no solo arroja luz sobre la compleja maquinaria celular subyacente a procesos cognitivos fundamentales, sino que también nos acerca al desarrollo de intervenciones terapéuticas más precisas para una gama de trastornos neurológicos", añade Manuel Palacín, jefe del laboratorio de Transportadores de Aminoácidos y Enfermedad del IRB Barcelona y catedrático del Departamento de Bioquímica y Biomedicina Molecular de la Facultad de Biología de la UB.

Además de Óscar Llorca y Manuel Palacín, es co-autor de este trabajo Ekaitz Errasti-Murugarren, de la Universidad de Barcelona y el CIBERER. Los primeros firmantes son Josep Rullo-Tubau (IRB Barcelona) y María Martínez Molledo (CNIO). La financiación procede en su mayor parte de la Fundación "la Caixa" y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Una proteína clave

La proteína Asc-1 está principalmente en las neuronas del hipocampo y la corteza cerebral, en el cerebro. Se especializa en introducir y/o sacar de la neurona dos aminoácidos fundamentales para las conexiones neuronales (las sinapsis) implicadas en el aprendizaje, la memoria y la plasticidad cerebral -la capacidad del sistema nervioso de modificar sus circuitos en respuesta a nuevos entornos-. Las fluctuaciones en el suministro de estos aminoácidos, llamados D-serina y glicina, se han asociado a la esquizofrenia, los infartos cerebrales, la ELA y otras enfermedades neurológicas.

Los investigadores señalan que hace tiempo que se intenta diseñar fármacos que regulen la actividad de Asc-1 para tratar estas enfermedades, pero sin éxito. Conocer con detalle la estructura atómica de Asc-1 aporta información clave para lograrlo.

La proteína Asc-1 fue purificada por Josep Rullo-Tubau en el IRB Barcelona, y transferida al CNIO para que María Martínez-Molledo las observara con crío-microscopía electrónica y con estas imágenes pudiera determinar la estructura de Asc-1 en 3D y alta resolución. En la crío-microscopía electrónica las moléculas se congelan a alta velocidad y se observan en microscopios electrónicos; después se emplean avanzadas técnicas de imagen para interpretar la información.

La estructura observada muestra Asc-1 cuando ha sido atrapada en un estadio en que la compuerta estaba abierta hacia el interior de la célula, esperando a recibir un aminoácido para ser transportado. "A partir de su estructura atómica pudimos predecir qué partes de la proteína parecen ser importantes para unir el aminoácido que va a ser transportado, y el posible mecanismo para su transporte hacia el exterior de la célula", afirma Llorca.

 



Te puede interesar
inteligencia-artificial-cerebro-suenos
Logran crear imágenes en alta resolución de lo que soñamos, pensamos o imaginamos
virus-contra-bacterias-la-fagoterapia-como-alternativa-a-los-antibioticos-1651831093115
Virus contra bacterias, la fagoterapia como alternativa a los antibióticos
gripe-crece-185
La gripe crece un 185% con respecto al año pasado