logo_medicina
Síguenos

Un dispositivo implantable podría ayudar a controlar la diabetes sin inyecciones

El dispositivo, que contiene células capaces de producir insulina, mantuvo estables los niveles de glucosa en sangre durante al menos un mes en roedores

Compartir
Un dispositivo implantable podría ayudar a controlar la diabetes sin inyecciones

Por Andrea Martín

19 de septiembre de 2023

La diabetes es una enfermedad crónica por la que el páncreas no produce insulina o produce muy poca. La insulina es una hormona que ayuda a que el azúcar en la sangre entre a las células del cuerpo para usarlo como fuente de energía. El problema es que, sin insulina, el azúcar no puede entrar a las células y se acumula en el torrente sanguíneo.

Para tratarla, los pacientes deben controlar cuidadosamente sus niveles de glucosa en sangre e inyectarse insulina, al menos una vez al día, mediante una jeringa, una pluma de insulina o una bomba. Ahora, científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han diseñado un dispositivo que podría evitar estas inyecciones. En concreto, se trata de un dispositivo implantable que transporta miles de células islote (el grupo de células del páncreas que generan la insulina) capaces de fabricar oxígeno para mantenerlas sanas.

Hasta ahora, la creación de este tipo de dispositivos contaba con un obstáculo importante; las células que se implantaban, eventualmente, se iban quedando sin oxígeno y al poco dejaban de producir insulina. Ante esto, los científicos del MIT buscaron una solución y lograron que el dispositivo no solo transportara las células que producen insulina, sino que también fueran capaces de fabricar su oxígeno dividiendo el vapor de agua que se encuentra en el cuerpo. Además, una ventaja significativa de este dispositivo es que no requiere cables ni baterías, se coloca debajo de la piel.

Los investigadores demostraron que, al implantarlo en ratones diabéticos, este dispositivo, que tiene aproximadamente el tamaño de una moneda de veinticinco centavos de dólar estadounidense, podía mantener estables los niveles de glucosa en sangre de los ratones durante al menos un mes. Ahora, esperan crear una versión más grande del dispositivo, aproximadamente del tamaño de una barra de chicle, que podría probarse en personas con diabetes tipo 1. "Somos optimistas de que será posible crear dispositivos médicos vivos que puedan residir en el cuerpo y producir medicamentos según sea necesario", explica Anderson. “Existe una variedad de enfermedades en las que los pacientes necesitan tomar proteínas de forma exógena, a veces con mucha frecuencia. Si podemos reemplazar la necesidad de inyecciones, cada dos semanas, con un único implante que pueda actuar durante mucho tiempo, podría ayudar a muchos pacientes”.



Te puede interesar
sistema-sanitario-registro-agresiones-profesionales-ano-anterior
El sistema sanitario registró más de 13.000 agresiones a profesionales en 2022
nueva-catedra-de-abordaje-para-el-manejo-de-la-hipertension-arterial-riesgo-vascular-1649242229312
Nueva cátedra de abordaje para el manejo de la hipertensión arterial y el riesgo vascular
chupachups-inteligente-detecta-enfermedades
El chupachups inteligente que sustituirá a las analíticas