logo_medicina
Síguenos

Nuestros dientes podrían conservar anticuerpos de hace 800 años

Este hallazgo, realizado por la Universidad de Nottingham, permitiría investigar la historia de las enfermedades infecciosas humanas

Compartir
Nuestros dientes podrían conservar anticuerpos de hace 800 años
Freepik

Por Andrea Rivero

22 de agosto de 2023

Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunitario como respuesta natural a organismos infecciosos como virus y bacterias. Su trabajo es reconocer esos microbios para que el sistema inmunológico pueda atacarlos y eliminarlos del cuerpo. Ahora, una investigación llevaba a cabo por científicos de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, y publicada en la revista científica iScience, revela que los dientes podrían ser capaces de preservar los anticuerpos durante cientos de años. Esto permitiría a los científicos investigar la historia de las enfermedades humanas infecciosas. 

Los investigadores descubrieron que los anticuerpos extraídos de dientes humanos medievales de 800 años de antigüedad eran estables y aún podían reconocer proteínas virales. Esto se realiza a través de la paleoproteómica, que permite analizar diferencias entre secuencias aminoacídicas de proteínas que desempeñan funciones similares. 

De acuerdo con el profesor Anisur Rahman de la División de Medicina del University College de Londres, “en este caso descubrimos que los anticuerpos de los dientes medievales eran capaces de reconocer el virus de Epstein-Barr, que causa la fiebre glandular. En el futuro será posible observar cómo reaccionan los anticuerpos de especímenes antiguos a las enfermedades presentes durante esos períodos, como la Peste Negra”.

Los autores también encontraron evidencia preliminar de que, al igual que los dientes humanos medievales, los huesos de mamut de casi 40.000 años parecen conservar anticuerpos estables. Previamente, el equipo ya había utilizado la paleoproteómica para analizar otras proteínas asociadas a enfermedades recuperadas de huesos y dientes humanos arqueológicos, lo que les permitió identificar una forma antigua inusual de la enfermedad de Paget, un trastorno esquelético. 

“En la ciencia del descubrimiento, esperamos lo inesperado, pero la constatación de que los anticuerpos intactos y funcionales pueden purificarse a partir de restos óseos en el registro arqueológico fue bastante sorprendente. Se sabía que algunas proteínas antiguas eran estables, pero tienden a ser proteínas 'estructurales' como colágenos y queratinas, que son bastante inertes”, concluye el profesor Robert Layfield, de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad de Nottingham

Univesidad de Nottingham



Te puede interesar
europa-epidemia-gripe-aviar
Europa sufre la peor crisis de gripe aviar con 30 países y millones de aves muertas
tomas-cobo-medicos-no-somos-funcionarios-mas-compromiso-social
Tomás Cobo: “Los médicos no somos unos funcionarios más; ser médico es un compromiso social”
navegador-arritmias-tecnica-vanguardiasta-quiron-salud
Navegador de arritmias, la técnica más vanguardista para el tratamiento de esta patología