logo_medicina
Síguenos

Mitos y verdades sobre el reciclaje de medicamentos caducados

Lo más aconsejable cuando un fármaco ha caducado es acudir a las farmacias que cuenten con un punto de recogida para su correcto tratamiento

Compartir
Mitos y verdades sobre el reciclaje de medicamentos caducados
@freepik

Por Aurora Molina

8 de abril de 2024

Consumir medicamentos una vez que ha llegado la fecha de caducidad puede ser perjudicial, sin embargo, a alrededor de esta creencia existen numerosas especulaciones y no todas ellas son verdaderas. A este debate se le une, además, uno nuevo, el reciclaje de medicamentos: dónde tirar los envases, cómo, qué está permitido y qué no.  

Ante este escenario, desde SIGRE, entidad sin ánimo de lucro perteneciente a la industria farmacéutica que se encarga de garantizar la correcta gestión medioambiental de los envases y restos de medicamentos que se generan en los hogares, han publicado una serie de mitos sobre el reciclaje de medicamentos caducados que, actualmente, la mayor parte de la sociedad practica en su vida cotidiana. Entre los más destacados se encuentran:

  • Depositar las cajas vacías de medicamentos en el contenedor azul: Falso.

A pesar de que por su apariencia una caja de medicina invite a tirarla en el contenedor del papel y cartón, lo cierto es que esto no es correcto. Lo más ideal, siguiendo las recomendaciones de SIGRE, es desechar los envases (incluidas las cajas y prospectos) a los propios Puntos SIGRE, los cuales se ubican en las farmacias.

  • Los residuos de medicamentos son destinados a donaciones humanitarias: Falso.

Durante mucho tiempo se ha afirmado que los medicamentos caducados se destinaban a países del tercer mundo, así como a fines benéficos. Sin embargo, según afirman desde SIGRE esto no es cierto, ya que “en ninguna circunstancia los restos de medicamentos depositados en el Punto SIGRE son reutilizados ni destinados a labores humanitarias”, ha asegurado Miguel Vega, director general de SIGRE.

De hecho, “los medicamentos que se destinan a donaciones deben tener las mismas garantías de calidad, seguridad y eficacia que aquellos comercializados en nuestro país”, añade.

Teniendo en cuenta este contexto, cabe preguntarse: ¿dónde acaban los medicamentos caducados? Según Miguel Vega, los residuos de medicamentos que se recogen a través del Punto SIGRE “se envían a la Planta de Clasificación de Envases y Residuos de Medicamentos de SIGRE, ubicada en Tudela de Duero (Valladolid), una instalación pionera y dotada de un elevado grado de automatización que permite alcanzar altos porcentajes de reciclado de los materiales de loes envases recuperados”.

En ella, explica, “los residuos pasan por diferentes fases para separar los envases y los restos de medicamentos que contienen. Por un lado, los materiales de los envases (cartón, vidrio, plásticos, aluminio, etc.) se someten a diferentes tratamientos para poder ser reciclados posteriormente. Por otro, se aprovecha el poder calorífico de los restos de medicamentos y de aquellos envases que no pueden ser reciclados para emplearlos como fuente de energía, evitándose así el consumo de combustibles fósiles. De esta forma, todos los restos de medicamentos son destruidos y aprovechados para producir energía”.

  • Los residuos de medicamentos se pueden llevar a Puntos Limpios: Falso.

Siguiendo las directrices de SIGRE, lo correcto es depositar los residuos en las farmacias y distribuidoras farmacéuticas que participan en el sistema SIGRE. De esta forma, la disposición adicional primera del Real Decreto 1055/2022 de envases y residuos exige que “los residuos de medicamentos y sus envases de origen domestico sean recogidos a través de los mismos canales de distribución y venta de los medicamentos”.

  • Depositar jeringas y agujas en el Punto SIGRE: Falso.

Las jeringas y las agujas, así como otros objetos cortantes no deben depositarse en el Punto SIGRE, ya que no son medicamentos, por lo que, con el fin de evitar accidentes durante la extracción y manipulación de los productos, lo más seguro es que no se destinen en estos lugares.

En este caso hay una excepción, y es que se pueden depositar únicamente las agujas que estén unidas al envase del medicamento. Es decir, las jeringas precargadas o los bolis de insulina, aunque desde SIGRE recuerdan que “siempre deberán estar tapadas y protegidas correctamente con su capuchón o dispositivo protector”.



Te puede interesar
negacionistas-miopia-influencer-gafas
Llegan los negacionistas de la miopía: una influencer afirma que las gafas no son necesarias
luis-enrique-donara-beneficios-twitch-cancer
Luis Enrique dona los beneficios de los directos en Twitch a una fundación oncológica infantil
historia-medicina-mujeres
Las primeras médicos de la historia fueron mujeres