logo_medicina
Síguenos

SIBO, la enfermedad que ha visibilizado la influencer Natalia Osona

Se debe a un aumento anormal de bacterias en el intestino delgado

Compartir
SIBO, la enfermedad que ha visibilizado la influencer Natalia Osona

Por Andrea Martín

24 de julio de 2023

El aparato digestivo es el conjunto de órganos encargados del proceso de la digestión. En él habitan una serie de microorganismos que dan lugar a lo que se conoce como microbiota y que cumple múltiples funciones para mantener el bienestar de nuestro organismo y ayudando a metabolizar los alimentos, descomponer sustancias tóxicas, combatir infecciones, etc. A diferencia del intestino grueso, donde habitan alrededor de 100 billones de bacterias en perfecta armonía, en el intestino delgado apenas existen bacterias, ya que esto dificultaría la digestión y la absorción de nutrientes en el organismo. Cuando este equilibrio se rompe se origina lo que se conoce como SIBO, un sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado, por sus siglas en inglés.

Según el doctor Pedro Gargantilla, director médico de Medicina Responsable, el SIBO “se debe a un aumento anormal de bacterias en el intestino delgado, una zona en la que no deben vivir apenas bacterias”. Normalmente existen unas “barreras” capaces de evitar que las bacterias proliferen al intestino delgado, pero cuando esta se rompe es cuando se produce esta afección.

“Esta patología da lugar a una serie de problemas gastrointestinales, debido a la inflamación del tejido intestinal, que impide que nuestro intestino pueda depurarse”, explica el doctor Gargantilla. Entre los principales síntomas que produce el SIBO destaca el dolor e hinchazón del abdomen, diarrea, pérdida de peso y apetito; malnutrición, exceso de flatulencias y nauseas. Para poder diagnosticarlo se debe realizar un test de hidrógeno espirado. En él, se mide la cantidad de hidrógeno que expulsa el paciente, ya que los niveles de hidrógeno pueden indicar un sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado.

Causas

Según el doctor Gargantilla, el SIBO puede estar causado por diferentes factores. “Las causas principales son las enfermedades que afectan al intestino, como la gastroenteritis, cambios anormales o desbalance en el sistema inmunitario, complicaciones tras una cirugía reciente, uso excesivo de medicamentos, déficit de enzimas o algunas intolerancias”. Para poder tratarlo, se usan habitualmente antibióticos farmacológicos, aunque también es muy importante realizar cambios en la alimentación. El principal objetivo a la hora de combatir el SIBO se centra en acabar con el sobrecrecimiento bacteriano y solventar todos los problemas y deficiencias que este origina en el intestino.

Aunque el SIBO no es algo nuevo, en los últimos tiempos son muchas las caras mediáticas que han visibilizado este trastorno y han contado su historia. Este es el caso de la influencer Natalia Osona. Tras esto, miles de jóvenes se han pronunciado y han visibilizado, a través de las redes sociales, este trastorno.

Vivir con SIBO

“Padeces de ansiedad, estás embarazada, tienes muchas intolerancias, por eso te hinchas tanto, a lo mejor tenemos que operarte porque tienes apendicitis, debes tener una infección en el intestino o alguna enfermedad rara…”. Estos y muchos otros fueron los diagnósticos que recibió Paula, una joven de 25 años que, tras cinco años padeciendo síntomas, le detectaron que sufría SIBO.

“Yo no sabía que me pasaba, mido más de 1,70 y peso 50 kilos, soy bastante delgada, pero me levantaba todas las mañanas con la tripa como si estuviera embarazada además de unos dolores horribles, vómitos y diarreas constantes. Por mucho que fuera al médico, no daban con lo que tenía. Me dijeron mil cosas diferentes y probé múltiples tratamientos, pero nada me ayudó. Me dijeron que era intolerante a varias cosas, fui a un nutricionista a que me ayudara con ello, pero tampoco vi mejora y el único resultado fue estar durante un año comiendo cuatro cosas contadas. Para mí era una tortura, tanto física como mentalmente”.

Finalmente, tras someterse a múltiples colonoscopias y gastroscopias, los médicos encontraron las causas de sus problemas. “Cuando me dijeron que tenía SIBO comencé a seguir todas las recomendaciones y tratamientos que me indicaron. Llevo más de cuatro meses tratándome y noto algo de mejoría, pero no del todo. Además, sigo dando positivo. Hay días mejores y peores, pero sé que al final habrá luz y podré mejorar”.



Te puede interesar
medicos-atencion-primaria-madrid-continuan-huelga-tras-no-acuerdo
Los médicos de AP en Madrid continúan con la huelga tras una nueva reunión sin acuerdo
enfermedades-venosas-mirada
Día Internacional de las Enfermedades Venosas
un-nuevo-farmaco-oral-espanol-contra-la-covid-en-fase-ii-1654598306877
Un nuevo fármaco oral español contra la Covid en fase II