logo_medicina
Síguenos

Día Mundial contra el Melanoma

La regla del “ABCD” para diagnosticar el melanoma

Las lesiones Asimétricas, con Bordes irregulares, Color irregular o con un Diámetro mayor (ABCD) son indicios de este tipo de cáncer que deben ser revisados en consulta, según explica la dermatóloga Marta Valdivielso

Compartir
La regla del “ABCD” para diagnosticar el melanoma
Freepik

Por Juan García

21 de mayo de 2024

El melanoma es un tipo de cáncer de piel que se origina como una proliferación maligna de los melanocitos, las células cutáneas responsables de producir la melanina. En España se estima que se diagnostican unos 4.000 casos nuevos cada año de esta enfermedad oncológica, sobre la que se observa una tendencia al alza en los últimos años. Para saber más sobre las posibles señales de alerta frente a esta enfermedad, así como su progresión y tratamiento, Medicina Responsable ha hablado con la dermatóloga en Centro Creciendo (Madrid), Marta Valdivielso

Las lesiones en la piel pueden ser síntoma de la aparición de esta patología, por lo que la valoración de un profesional es crucial para una detección correcta y a tiempo. Para explicar cómo se realiza el diagnóstico de esta enfermedad, la dermatóloga hace referencia a lo que denomina la regla del ABCD, que consiste en la revisión en consulta de todas aquellas lesiones Asimétricas, con Bordes irregulares, Color irregular o con un Diámetro mayor (ABCD). Siguiendo esta regla nemotécnica, los dermatólogos se apoyan en el “control dermatoscópico digital para mejorar nuestro diagnóstico clínico”.

Valdivielso explica que la exposición excesiva al sol es el “factor causal más demostrado” en la aparición del melanoma, ya que la radiación ultravioleta está detrás de las “mutaciones responsables de su desarrollo”. También se sabe que las mujeres son más propensas a padecerlo, así como las personas con la piel más pálida. Por otro lado, la dermatóloga apunta al elevado riesgo de reincidencia de esta enfermedad, ya que “los pacientes que ya han padecido un melanoma tienen un riesgo casi 10 veces mayor al del resto de la población de padecer un segundo melanoma”.

En fases tempranas de la enfermedad, “las células tumorales del melanoma están confinadas en la epidermis, por lo que el riesgo de diseminación es muy bajo”. Cuando el tumor se extiende, su expansión se produce en vertical “con posibilidad de extensión regional y a distancia, siendo las metástasis más frecuentes las que se dan en pulmones, hígado, cerebro y huesos”. 

Cuando se detectan en estadios iniciales, la mayoría de los melanomas “solo requieren un tratamiento quirúrgico con extirpación amplia y control de márgenes”. Sin embargo, en algunos casos donde la profundidad del tumor es mayor, es necesario realizar una “extirpación del ganglio centinela, el primer ganglio de drenaje del tumor”. Aunque considera que aún queda mucho por avanzar en cuanto a tratamiento, la doctora también apunta a la inmunoterapia y la terapia diana como una “revolución” en el manejo de este tipo de cáncer. 

A las puertas de comenzar una nueva temporada veraniega, efemérides como la del Día Mundial del Melanoma, que se conmemora cada 23 de mayo, sirven para concienciar sobre la importancia del cuidado de la piel, especialmente cuando se trata de controlar la exposición al sol. 



Te puede interesar
examen-mir-dificil
MIR 2024: “El examen ha sido algo más difícil que el de la convocatoria anterior”