logo_medicina
Síguenos

Contradicción científica: un estudio relaciona la leche materna con sufrir cáncer colorrectal

Los investigadores han advertido de que se necesitan más estudios y que este análisis no debería disuadir a las madres de amamantar ya que leche materna es la mejor fuente nutricional para la mayoría de los bebés

Compartir
Contradicción científica: un estudio relaciona la leche materna con sufrir cáncer colorrectal
Freepik

Por Gema Puerto

16 de octubre de 2023

Un estudio, dirigido por la doctora Kimmie Ng, jefa de la división de Oncología Gastrointestinal del Dana-Farber Institut, de Boston, y publicado en la revista Clinical Gastroenterology and Hepatology, del que se ha hecho eco la revista científica de la Universidad de Harvard, ha asociado los posibles vínculos entre ser amamantado cuando se es bebé y tener cáncer colorrectal en el futuro. 

El estudio Being Breastfed in Infancy and Risk of Colorectal Cancer and Precursor Lesions evaluó los datos recopilados de 66.634 mujeres de 46 a 93 años, obtenidos del Estudio de la Salud de Enfermeras I (NHS por sus siglas en inglés), y los datos de 92.062 mujeres de 27 a 68 años, del Estudio de Salud de Enfermeras II. Los estudios NHS realizan investigaciones sobre posibles factores de riesgo para enfermedades crónicas importantes.

Tras analizar los datos de ambos informes, los investigadores identificaron un total de 49 factores incidentes clave del cáncer colorrectal, entre ellos, el haber sido amamantado de bebé, que se asoció con un aumento del 23% en el riesgo de sufrir cáncer colorrectal en la edad adulta. Además, de acuerdo con los investigadores,  el riesgo aumentó con la duración de la lactancia materna. 

Entre los participantes del Estudio de Salud de Enfermeras II se observó una asociación significativa entre ser amamantado y un mayor riesgo de adenomas de alto riesgo. "El aumento que hemos estado viendo es de alrededor del 2% anual desde mediados de la década de 1990. Una persona nacida en 1990 tiene ahora cuatro veces más riesgo de contraer cáncer colorrectal en comparación con una persona nacida en 1950", ha dicho Kimmie Ng, una de las principales investigadoras del estudio.

Para el estudio los investigadores recopilaron información extensa sobre el tabaquismo y el consumo de alcohol durante el embarazo y las comorbilidades, así como el peso y la altura. 

Distintas hipótesis para el cáncer colorrectal

A las participantes también se les hicieron preguntas detalladas sobre su dieta, ya que cáncer colorrectal está fuertemente relacionado con la dieta en la edad adulta, y para ello usaron el Cuestionario de Frecuencia Alimentaria, que tiene alrededor de 160 alimentos en la dieta estadounidense. Sorpresivamente los investigadores encontraron que la asociación entre la lactancia materna y el cáncer colorrectal no se vio afectada por la dieta.

Otra de las hipótesis se refiere a la raza. Entre las mujeres participantes, el 95% de ellas eran blancas. Los investigadores no supieron determinar si estos resultados “se aplican a otros géneros, razas o etnias. Existen disparidades conocidas en la incidencia y mortalidad del cáncer colorrectal según raza y etnia. Los afroamericanos tienen un 20% más de probabilidades de desarrollar cáncer colorrectal, a menudo a una edad más temprana, y un 40% más de probabilidades de morir. Pero si nos fijamos en las personas menores de 50 años, la tasa de aumento es más pronunciada en la población blanca no hispana, de modo que algunas de estas disparidades se están reduciendo. No estamos seguros de por qué vemos estas diferencias étnicas y raciales”, explicaron los autores del estudio a la revista de Harvard.

Entre las principales razones del porqué de los resultados los investigadores apuntan a los estilos de vida occidentalizados. “Estamos viendo principalmente este aumento en poblaciones de niveles socioeconómicos más altos”, han señalado. 

Otro de los factores causales podría ser el microbioma. Como señaló NG “la mayoría sospecha que la lactancia materna afecta el microbioma del bebé, por lo general, de manera favorable. No estamos muy seguros de cómo el microbioma puede desempeñar un papel aquí”. Los investigadores descubrieron que las personas que no fueron amamantadas y recibieron leche de fórmula o leche de vaca, en lugar de leche materna, al estar estas sustancias fortificadas con vitamina D, se relacionó con un menor riesgo de cáncer colorrectal, así como con una mejor supervivencia de este.  

Como las hipótesis son muchas, los investigadores han advertido de que “se necesitan más estudios y que este análisis no debería disuadir a las madres de amamantar”. Según su opinión, “la leche materna es la mejor fuente nutricional para la mayoría de los bebés; también puede ayudar a estimular el sistema inmunológico de un bebé e incluso reducir el riesgo de ciertas enfermedades, como asma o infecciones de oído en los bebés y cáncer de mama o diabetes en las madres”.

 

 

 

 

 

 

 



Te puede interesar
ejercicio-disminuye-covid-persistente
La actividad física, el tratamiento efectivo para la Covid persistente
aneurisma-tecnologia-impresion-3d
Investigadores españoles crean un simulador arterial para ensayar operaciones de aneurisma
la-otra-cara-de-los-farmacos-covid-salvan-vidas-pero-tambien-contaminan-1661165191147
La otra cara de los fármacos Covid, salvan vidas, pero también contaminan