logo_medicina
Síguenos

Proponen un nuevo sistema de clasificación del Parkinson que favorece la detección precoz

El análisis de la interacción entre tres factores biológicos fundamentales en esta enfermedad permitiría diagnosticarla antes de que aparezcan los síntomas

Compartir
Proponen un nuevo sistema de clasificación del Parkinson que favorece la detección precoz
Freepik

Por Juan García

24 de enero de 2024

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa cuyos síntomas van apareciendo de forma paulatina, aumentando progresivamente su gravedad. Hasta el momento, su diagnóstico se realizaba una vez comenzaba a manifestarse la sintomatología, dificultando la detección precoz y el tratamiento eficaz para paliar los síntomas de una enfermedad a la cual no se ha encontrado cura. 

Un nuevo estudio liderado por el Krembil Brain Institute (Canadá), junto a otras universidades internacionales, propone un método de clasificación, basado en los tres principales factores biológicos detrás de esta enfermedad, para identificar a los pacientes antes de que aparezcan los síntomas y ayudar a proporcionarles el tratamiento individualizado idóneo para cada caso.

“Con la esperanza de que los tratamientos modificadores de la enfermedad puedan atacar las bases moleculares de la enfermedad de Parkinson, incluso antes de la aparición de los síntomas, proponemos una clasificación con base biológica”, apuntan desde el estudio publicado en la revista Lancet Neurology. Un nuevo sistema que los investigadores han bautizado como SynNeurGe (SNG). Este modelo se basa en la interacción entre tres factores biológicos fundamentales: la presencia de la proteína neuronal alfa-sinucleína de forma patológica en el cerebro (S), la evidencia de neurodegeneración a medida que avanza la enfermedad (N) y la presencia de variantes genéticas que causan o predisponen fuertemente a una persona a la enfermedad (G).

Los autores sostienen que, a efectos de investigación, los pacientes deberían clasificarse según la presencia o ausencia de estos tres factores. Esto permitiría identificar a los pacientes de Parkinson antes de que aparezcan los síntomas y ayudaría al desarrollo de tratamientos adaptados a la biología única de los pacientes. Los autores del estudio también destacan que el sistema podría ayudar a los investigadores a identificar subgrupos de pacientes que tienen procesos patológicos distintos y a desarrollar terapias modificadoras de la enfermedad clínicamente significativa.

Los hallazgos muestran que esta enfermedad podría tener varias causas genéticas o ambientales que inician la enfermedad “a lo largo de vías diferentes, solo parcialmente superpuestas”.

“Aunque esto todavía es para fines de investigación, se trata de un cambio importante en la forma de pensar”, apunta el doctor Ron Postuma, autor del estudio y médico clínico del Instituto-Hospital Neurológico de Montreal. En este sentido, compara la situación actual en la detección del Parkinson con respecto a otras enfermedades: “Es bastante inusual que hayamos tenido que esperar hasta que los pacientes de Parkinson tengan síntomas importantes antes de poder hacer un diagnóstico. No esperamos a que alguien sienta dolor a causa del cáncer antes de diagnosticarlo, lo podemos detectar antes de que alguien se dé cuenta de los síntomas”, destaca. 

Una enfermedad en aumento

La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo que afecta al sistema nervioso y a las partes del cuerpo controladas por los nervios. Los síntomas aparecen lentamente. El primero puede ser un temblor apenas perceptible en una sola mano. Los temblores son habituales, aunque el trastorno también puede causar rigidez o una disminución del movimiento.

Según los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), más de 150.000 personas padecen esta enfermedad en nuestro país. Las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que la prevalencia de esta patología se ha duplicado en los últimos 25 años, alcanzando a más de 8 millones de personas en todo el mundo en 2019.

La importancia de mejorar el diagnóstico y el tratamiento de esta enfermedad es crucial frente a la tendencia en aumento que está experimentando mundialmente. Con estos hallazgos, se abre un nuevo camino para frenar la progresión de la enfermedad que solo cuenta con tratamientos paliativos hasta la fecha.



Te puede interesar
latidos-minuto-dia-funciona-corazon