logo_medicina
Síguenos

La endometriosis podría tener su origen en una infección bacteriana

Un estudio de la Universidad japonesa de Nagoya señala su relación con la bacteria Fusobacterium

Compartir
La endometriosis podría tener su origen en una infección bacteriana

Por Gema Puerto

4 de agosto de 2023

La endometriosis es una enfermedad que se produce cuando el tejido que cubre la parte interna del útero, que sirve para albergar los embriones, crece donde no debe. Ese tejido está relacionado con las hormonas sexuales que producen los ovarios y, una vez al mes, se hace más grueso para preparar a la mujer para un posible embarazo. Cuando ese endometrio, por error, crece fuera de lugar, en la pelvis, los ovarios u otras zonas, provoca mucho dolor durante las reglas, las relaciones sexuales e, incluso, puede producir infertilidad.

A pesar de que la endometriosis afecta a la calidad de vida y capacidad reproductiva de unos 200 millones de mujeres en todo el mundo, el origen de esta enfermedad aún sigue siendo un misterio. Hasta ahora, ya que un estudio reciente, liderado por el investigador Yukata Kondo, de la Universidad de Nagoya (Japón), relaciona la endometriosis con una infección bacteriana. El estudio, que fue publicado en la revista Nature, ha abierto la esperanza para la cura definitiva de esta enfermedad, ya que los tratamientos actuales tenían únicamente carácter paliativo y estaban dirigidos principalmente a combatir el dolor y la infertilidad. Por eso, el hecho de haber podido descubrir su origen como infección bacteriana permitiría desarrollar terapias más eficaces.

El estudio

El grupo dirigido por el profesor Kondo y la profesora asistente, Ayako Muraoka, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nagoya, en colaboración con el Centro Nacional del Cáncer de este país, ha descubierto que las bacterias Fusobacterium se encontraban en el endometrio y en las lesiones endometriales de más de la mitad de las pacientes con endometriosis.

En un modelo de endometriosis en ratones, la inoculación de Fusobacterium aumentó el número y el peso de las lesiones endometriósicas, mientras que el tratamiento antibiótico con metronidazol y cloranfenicol las redujo. Estos hallazgos sugieren que la infección por Fusobacterium puede contribuir a la endometriosis y que el tratamiento con antibióticos para erradicar la infección endometrial debe estudiarse más a fondo. “La erradicación de esta bacteria mediante un tratamiento con antibióticos serviría para tratar la enfermedad en mujeres positivas a la infección por Fusobacterias, y esas mujeres, podrían identificarse fácilmente mediante un hisopo vaginal o un hisopo del útero”, ha afirmado el investigador Kondo.

Este estudio también ha determinado los agentes causales de la endometriosis. De hecho se observó que una proteína llamada transgelin (TAGLN), a menudo, aumentaba en pacientes con endometriosis. Esto no fue sorprendente porque la proteína está asociada con procesos que son importantes en el desarrollo del endometrio.

 

 



Te puede interesar
el-pistacho-el-fruto-seco-aliado-de-la-salud
El pistacho, el nuevo aliado de la salud
aseguradoras-medicos-honorarios
Los médicos de UNIPROMEL amenazan con no atender las consultas a partir de mayo
cancer-mama-nina
Diagnostican el primer caso de cáncer de mamá en una niña de siete años