logo_medicina
Síguenos

Muere un hombre en Salamanca por la picadura de una garrapata

El hombre había permanecido ingresado varios días tras haber contraído fiebre hemorrágica de Crimea-Congo como consecuencia de la picadura

Compartir
Muere un hombre en Salamanca por la picadura de una garrapata
Freepik

Por Juan García

3 de mayo de 2024

La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo está causada por un virus que se transmite, principalmente, a través de la picadura de la garrapata del género 'Hyalomma'. Esto fue lo que sufrió un hombre salmantino de edad avanzada que finalmente falleció, como confirmó la semana pasada la Junta de Castilla y León, a través de la Dirección General de Salud Pública y su Servicio de Epidemiología.

Tras el diagnóstico, realizado por el Instituto de Salud Carlos III, se procedió al aislamiento del paciente y la localización de sus contactos. El hombre había permanecido ingresado durante la semana y, aunque se había mantenido estable, el pasado miércoles falleció a consecuencia de la picadura del parásito. 
Los síntomas de esta enfermedad comienzan de forma súbita, con fiebre, mialgia (dolor muscular), mareo, dolor y rigidez de cuello, lumbago, cefalea, irritación de los ojos y fotofobia. También es frecuente la aparición de náuseas, vómitos, diarrea, así como dolor abdominal y de garganta al principio.

Aunque la principal vía de transmisión es a través de la picadura de una garrapata, también puede transmitirse de persona a persona por contacto con sangre o fluidos del enfermo, lo que puede ocurrir en personal sanitario cuando no está debidamente protegido. Por ello, las autoridades sanitarias instan a tomar las debidas precauciones para evitar tanto las picaduras como el contagio entre humanos, recordando la importancia de usar ropa y calzado adecuados durante las salidas al campo, así como transitar por caminos y utilizar repelentes  en las personas  y animales de compañía.

Esta enfermedad cuenta, a día de hoy, con una tasa de mortalidad de en torno al 30%, ocurriendo el fallecimiento durante la segunda semana. Entre los pacientes que se recuperan, la mejoría comienza, generalmente, al noveno o décimo día tras la aparición de la dolencia. 



Te puede interesar
farmaceuticos-y-medicos-de-atencion-primaria-y-familia-piden-la-dispensacion-sin-receta-de-la-pildora-anticonceptiva
Farmacéuticos y médicos de AP piden la dispensación sin receta de la píldora anticonceptiva
en-verano-cuidado-con-las-lesiones