logo_medicina
Síguenos

El médico de familia, clave en el seguimiento de pacientes con osteoporosis

Una de cada seis mujeres fallece en el año posterior a una fractura de cadera. Según Semergen, la prevención y el seguimiento por parte del médico de atención primaria son claves para tratar esta patología

Compartir
El médico de familia, clave en el seguimiento de pacientes con osteoporosis

Por Julia Porras

17 de enero de 2023

Según un estudio de la Fundación Internacional de Osteoporosis, 2.945.00 personas padecen esta enfermedad en España, de las cuales el 79,2% son mujeres y el 20,8% son hombres. Además, aseguran que el número de fracturas por fragilidad crecerá aproximadamente un 30% hasta 2034, lo que supone un coste del 3,8% del presupuesto en sanidad.

La osteoporosis es la enfermedad silenciosa que provoca que los huesos se vuelvan frágiles y sean más propensos a romperse, incluso después de una pequeña caída. Son las llamadas fracturas por fragilidad.  En España se estima que el 22,6% de las mujeres y el 6,8% de los hombres de más de 50 años tienen osteoporosis. “El perfil de paciente suele ser una mujer de más de 70 años con riesgo de sufrir fracturas, producidas por la fragilidad de sus huesos, entre ellas, las de cadera”, asegura el médico de medicina rural y vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, Semergen, Rafael Micó. Las fracturas por fragilidad están asociadas a altas tasas de mortalidad, de hecho “una de casa seis pacientes que ha sufrido una rotura de cadera fallece en el año posterior a la fractura”, asegura el doctor Micó. 

Pero además, las fracturas por fragilidad afectan a la calidad de vida del paciente y a la de sus cuidadores, porque se vuelve una enfermedad crónica que debe ser tratada por el profesional que mejor conoce al paciente y su forma de vida: el médico de familia.

El problema principal de estas fracturas es que son difíciles de diagnosticar; un paciente puede llegar a la consulta por una rotura en una vértebra y tener otra fractura que el médico no ha podido detectar en una asistencia anterior por falta de pruebas, por ejemplo.

La osteoporosis y su diagnóstico

Dado que esta enfermedad consiste en una reducción de la densidad mineral del hueso, el mejor modo para detectarla es la realización de una densitometría, aunque “no siempre es necesaria - explica Micó- con una analítica en la que se añadan parámetros como el calcio o el fósforo, sería suficiente para diagnosticar la osteoporosis en un paciente”. Una radiografía también es una prueba determinante para identificar rápidamente los casos de estos pacientes, con lo que se podrían evitar futuras complicaciones.

Pero ¿por qué es importante detectar e identificar a estos pacientes por parte del médico de familia? Porque “se les pueden ofrecer estrategias para reducir el riesgo de segundas lesiones, utilizando fármacos que pueden reducir hasta en un 50% las nuevas fracturas”, afirma Micó.

Es por tanto una patología que debe ser tratada en la Atención Primaria ya que es “el médico de familia el que conoce la vida, la casa, la alimentación y todo lo que rodea la vida de un enfermo. Es el que puede saber si tiene peligro de volver a caerse y sufrir una nueva fractura”, dice Micó. Pero el médico de primaria no puede estar solo. Junto con los traumatólogos y gerontólogos del hospital, con el farmacéutico y el enfermero, deben seguir la vida de estos pacientes y controlar su enfermedad. “Es importante implicar a todos los elementos médicos en todos los niveles asistenciales, pero también al paciente para que entienda la importancia de que siga su tratamiento, ya sea oral o inyectable durante toda su vida”, concluye Micó. 



Te puede interesar
la-inmunizacion-salva-vidas-1650883063509
La inmunización salva vidas
quienes-empezaran-a-vacunarse-el-lunes-1663927436830
Arranca la campaña de vacunación contra la Covid
vacunacion-y-mascarillas-las-armas-de-los-enfermos-oncologicos-frente-a-la-gripe-1664377520707
Vacunación y mascarillas, las armas de los enfermos oncológicos frente a la gripe