logo_medicina
Síguenos

El ABC del cáncer

El factor genético puede influir a la hora de desarrollar un tumor, pero, aun así, la mitad se producen por la obesidad, el tabaquismo, el sedentarismo y el alcohol

Compartir
El ABC del cáncer

Por Andrea Rivero

3 de febrero de 2023

En el año 2020 más de 19 millones de personas sufrieron algún tipo de cáncer en el mundo, según la International Agency for Research on Cancer, y el pronóstico de futuro es bastante demoledor. Hasta 2040 se espera que esta cifra escale un 56,7% más, alcanzando los 30 millones de personas. En España esta enfermedad es una de las principales causas de mortalidad. En el año 2021 se contabilizaron más de 270.000 casos y para el año 2023 la estimación alcanza los 279.260, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). 

Estos datos son abrumadores. Hablamos de una enfermedad que, desde hace años se encuentra entre todos y cada uno de nosotros, de forma más o menos cercana. Pero ¿sabemos realmente cómo se comporta dentro de nuestro organismo? 

El cáncer se caracteriza por el desarrollo de células anormales, que crecen, se dividen y se expanden sin control por el cuerpo. El ciclo normal de una célula se basa en dividirse y morir. Sin embargo, las células cancerosas pierden la capacidad de morir y se siguen dividiendo de manera ilimitada. De acuerdo con el oncólogo Ignacio Ortego, de MD Anderson Cancer Center, “esto produce el crecimiento de masas, nódulos, etc., con capacidad para dirigirse a otras localizaciones generando lo que conocemos como metástasis”. Este tipo de cánceres metastásicos se consideran avanzados ya que su control y tratamiento es muy difícil.

En los últimos 20 años se ha experimentado un aumento significativo de cánceres diagnosticados en España principalmente debido a tres factores: el aumento de la población, el aumento de la esperanza de vida y los avances en las técnicas de detección precoz. 

Cuatro grandes grupos 

Los tipos de cáncer se agrupan según el tejido donde comienzan a crecer. Las leucemias son cánceres que se originan en la médula ósea, mientras que los sarcomas aparecen en el tejido conjuntivo, aquel del que derivan los huesos, cartílagos, músculos y el tejido graso. Por otra parte, los linfomas se desarrollan en el tejido linfático, tejidos y órganos que producen, almacenan y transportan los glóbulos blancos, por ejemplo, el que existe en los ganglios. Y, por último, los carcinomas surgen en las células epiteliales, aquellas que recubren el interior y exterior de las superficies del cuerpo y se encuentran en la piel, los vasos sanguíneos y los órganos. Este último representa más del 80% de los cánceres totales

Factores de riesgo

Aunque se ha experimentado un aumento de tumores diagnosticados en los últimos años, también el riesgo de mortalidad ha disminuido considerablemente. En España el 50% de los enfermos de cáncer vive más de cinco años. Esta media sigue aumentando gracias a los avances médicos de los últimos años.

El factor genético puede influir, entre un 5y un 10%, a la hora de desarrollar algún tumor. No obstante, hay otros elementos externos que aumentan considerablemente este riesgo, de hecho, la mitad de los cánceres se producen como consecuencia de la obesidad, el tabaquismo, el sedentarismo y el alcohol. Concretamente, el tabaquismo se considera el principal carcinógeno ambiental causante de cáncer y es la primera causa de cáncer de pulmón, pero también de otros como el de estómago y páncreas. Por otro lado, el alcoholismo está relacionado con el desarrollo de tumores de la cavidad oral, esófago y laringe. Además, la exposición conjunta de tabaco y alcohol es una mezcla fatal ya que aumenta mucho la probabilidad de padecer la enfermedad.  Por otra parte, está comprobado que la inactividad física y la obesidad de las poblaciones con un alto consumo de carne y un bajo consumo de verduras y frutas poseen un mayor riesgo de padecer cáncer, sobre todo de colon. 

Personalización del tratamiento

Existen tres terapias fundamentales a la hora de abordar esta enfermedad: la quimioterapia y la radioterapia en estados precoces y la cirugía en estados avanzados. Aunque, en general, se suele utilizar más de una técnica para combatir el cáncer, dependiendo de lo extendido que este el tumor y del tipo que sea, así como del estado del paciente, tal y como explica el doctor Ortego. 

Actualmente se están desarrollando otros tratamientos que poco a poco están comenzando a generalizarse como la inmunoterapia, la terapia hormonal, la terapia dirigida y el trasplante de células madre. Estos métodos más novedosos están enfocados a la personalización, es decir, a que el propio paciente sea parte de su tratamiento. Antes las personas afectadas recibían la misma terapia para tratar el mismo tipo de tumores, ahora se estudian los genes de cada una y se desarrollan tratamientos específicos más eficaces. 



Te puede interesar
primera-reclamacion-contra-el-ministerio-de-igualdad-por-"la-lista-negra"-de-los-medicos-objetores-a-la-ley-del-aborto-1662982724651
Primera reclamación contra el Ministerio de Igualdad por “la lista negra” de los médicos objetores a la ley del aborto
10-por-ciento-personas-tratamiento-fertilidad-mujeres-sin-pareja
Un 10% de las personas que se realizan tratamiento de fertilidad son mujeres sin pareja
comunidad-valenciana-dispensacion-medicamentos
Disponible la dispensación de medicamentos a ciudadanos de la C. Valenciana en países de la UE