logo_medicina
Síguenos

La salud mental, las enfermedades endémicas y la escasez de sanitarios, los tres grandes problemas para 2023

El Foro Económico Mundial ha presentado su informe de riesgos globales para 2023 en el que se predicen los mayores riesgos para la salud que ofrece el nuevo año

Compartir
La salud mental, las enfermedades endémicas y la escasez de sanitarios, los tres grandes problemas para 2023

Por Gema Puerto

12 de enero de 2023

El mundo actual se encuentra en un punto de inflexión crítico. 2023 ha empezado con lo que los expertos denominan “policrisis”, o situación en la que chocan distintos riesgos, y su interdependencia influirá directamente en la salud.

La inflación, la guerra de Ucrania, el shock energético, la pandemia… Estos son los temas que preocupan a las grandes economías mundiales y que serán abordados en Davos, del 16 al 20 de enero, en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial. En ella, los principales líderes de los gobiernos, las empresas y la sociedad civil abordarán el estado actual del mundo, debatirán las prioridades para el próximo año y ayudarán a encontrar soluciones mediante la cooperación público-privada.

Según el último Informe sobre Riesgos Globales 2023, del Foro Económico Mundial, existen varios riesgos que van a poner en jaque la salud de los ciudadanos el próximo año.  

El clima y la crisis energética

Saadia Zahidi, directora general del Foro Económico Mundial, ha advertido de que el clima y el desarrollo humano “deben estar en el centro de las preocupaciones de los líderes mundiales, incluso mientras luchan contra las crisis actuales. La cooperación es la única forma de avanzar".

Casi 3.600 millones de personas en todo el mundo están peligrosamente expuestas y son vulnerables a los impactos climáticos. El último informe del IPCC (Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático) deja claro que estos impactos no se sentirán por igual. Los países en desarrollo, a pesar de su limitada contribución al cambio climático, están soportando la carga, aunque ningún país ni economía es inmune a esta crisis.

Aunque la tecnología y las energías renovables ofrecen soluciones, es necesario expandirlas. Para ello hay que centrarse en eliminar las barreras no económicas, como la concesión de permisos y la agilización de las autorizaciones.

Las soluciones deben apoyarse en la colaboración entre los sectores público y privado y en políticas que permitan alcanzar una mayor escala. Aunque la lógica de la mitigación de riesgos está ahí, los costes económicos a corto plazo todavía tienen que reequilibrarse en algunos mercados y sectores para impulsar inversiones inmediatas. La tarificación del carbono, pero también la colaboración a lo largo de las cadenas de valor y con los gobiernos, serán fundamentales para el liderazgo.

Infecciones y epidemias

Los tres últimos años de pandemia de la Covid-19 han puesto de manifiesto la vulnerabilidad de los sistemas sanitarios de todo el mundo y han puesto de relieve los peligros de las desigualdades en la atención sanitaria, que no sólo crean riesgos globales para la salud, sino que provocan repercusiones en las tensiones geopolíticas y los riesgos económicos.

Desde las repercusiones en la seguridad de las migraciones masivas hasta el cierre de sociedades que afecta a la capacidad de trabajo de las personas, pasando por las consecuencias sanitarias de las catástrofes relacionadas con el clima, los últimos años han demostrado que la salud está ligada a la estabilidad y prosperidad de los países.

Y aunque los efectos inmediatos de la Covid-19 ya han pasado, los países tendrán que prepararse para las pandemias que sabemos que están en el horizonte, incluidas las enfermedades no transmisibles, que causan más de siete de cada 10 muertes en el mundo, y el aumento de las infecciones resistentes a los medicamentos, que podrían costar a la economía mundial 100 billones de dólares de aquí a 2050. Estas y otras afectan a la capacidad de las sociedades para prosperar y comprometerse.

Crisis alimentaria

En 2022 nos enfrentamos a la “policrisis” de la escasez de alimentos, energía y fertilizantes. En 2023 no podremos evitar que los fallos de los sistemas alimentarios afecten a todos: más personas pasarán hambre, se perderán medios de subsistencia y habrá un aumento de los precios en todo el mundo. Las acciones de liderazgo deben abarcar conjuntamente soluciones complejas y holísticas como el cambio climático y la seguridad alimentaria.

Problema de salud mental

A pesar de estas amenazas socioeconómicas, la radiografía sobre la situación mundial anticipa que los problemas de índole sanitario seguirán teniendo un papel relevante en el conjunto de los países. En la clasificación de los 30 riesgos a corto plazo para la humanidad figuran las enfermedades infecciosas (20), el deterioro de la salud mental (23) o las patologías crónicas (26), que ya adelantan a problemas como la desigualdad, la tecnología o los ataques terroristas.

El informe plantea que se está produciendo un incremento de los trastornos de salud mental, debido a “factores estresantes como la pobreza, la soledad y la violencia”.



Te puede interesar
un-paciente-de-90-anos-mata-a-su-companero-de-habitacion-en-el-hospital-porque-no-le-dejaba-dormir-1663323070198
Un paciente mata a su compañero de habitación en el hospital porque no le dejaba dormir
se-esconde-la-covid-19-en-tus-celulas-grasas-1664288161219
¿Se esconde la Covid-19 en tus células grasas?
el-secreto-de-la-longevidad-en-una-maquina-de-gusanos-1664535733160
El secreto de la longevidad en una máquina de gusanos