logo_medicina
Síguenos

Primer trasplante completo de un ojo humano en la historia de la medicina

El paciente, Aaron James, intervenido en Nueva York, es un militar de Arkansas que sufrió una descarga eléctrica de 7.200 voltios mientras trabajaba

Compartir
Primer trasplante completo de un ojo humano en la historia de la medicina

Por Gema Puerto

10 de noviembre de 2023

Aaron James, de Hot Springs, Arkansas, es un militar de 46 años que mientras trabajaba como electricista instalador de alto voltaje en junio de 2021, su rostro tocó accidentalmente un cable con corriente. La descarga eléctrica que sufrió fue de 7.200 voltios y, aunque es muy difícil sobrevivir a tal fuerza eléctrica, él vivió milagrosamente. Sin embargo, como consecuencia del accidente sufrió graves lesiones por el cuerpo, incluida la pérdida de su ojo izquierdo, el  brazo izquierdo, la nariz y los labios, los dientes frontales, el área de la mejilla izquierda y el mentón hasta el hueso.

Gracias al equipo quirúrgico de Langone Health, de la Universidad de Nueva York, que le ha realizado el primer trasplante de ojo completo del mundo, y parte de la cara, Aaron ha recuperado este órgano, aunque aún se desconoce si recuperará la vista en dicho ojo.

“Aaron ha estado muy motivado para recuperar la vista y la independencia que perdió después del accidente. No podríamos haber tenido un paciente major”, ha comentado el doctor Eduardo D. Rodriguez, director del Programa de Transplante Facial del Helen L. Kimmel.  

La cirugía 

La cirugía, que duró aproximadamente 21 horas e incluyó un equipo de más de 140 cirujanos, enfermeras y, otros, dirigidos por Eduardo D. Rodríguez, incluyó el trasplante de todo el ojo izquierdo y una parte de la cara de un solo donante, lo que lo convierte en el primer trasplante de un ojo humano en la historia de la medicina y el único caso de trasplante combinado exitoso de este tipo. 

Al veterano militar le trasplantaron parte de la cara, incluyendo la nariz, los párpados superior e inferior izquierdos, la ceja izquierda, los labios superior e inferior y los segmentos óseos subyacentes del cráneo, las mejillas, la nariz y el mentón, así como todos los tejidos debajo del ojo derecho, incluidos los músculos, vasos sanguíneos y músculos subyacentes además de nervios todo el ojo izquierdo y su órbita, incluidos los huesos orbitarios y todos los tejidos oculares circundantes, incluido el nervio óptico. 

Desde la intervención, en mayo de 2023, el ojo izquierdo trasplantado ha mostrado notables signos de salud, incluido el flujo sanguíneo directo a la retina, el área en la parte posterior del ojo que recibe luz y envía imágenes al cerebro. Eso sí, aún quedan muchas preguntas es un caso sin precedentes y un logro innovador que abre nuevas posibilidades para avances futuros en terapias visuales y campos médicos relacionados. 

“Después de múltiples cirugías reconstructivas, no podríamos haber pedido un paciente más perfecto. Este logro demuestra nuestra capacidad para aceptar los desafíos más difíciles e impulsar continuos avances en el campo de los trasplantes y más allá”, ha señalado el doctor Rodríguez. 

Este es el quinto trasplante de cara realizado bajo la dirección del doctor Rodríguez y el primer trasplante de ojo completo que se conoce. "El mero hecho de que hayamos logrado el primer trasplante exitoso de un ojo completo con cara es una hazaña tremenda que muchos habían pensado durante mucho tiempo que no era posible", añadió el doctor. "Hemos dado un gran paso adelante y hemos allanado el camino para el próximo capítulo de restauración de la visión".

Uno de los tiempos de espera más cortos para un donante: tres meses 

Una vez que el caso de James obtuvo todas las aprobaciones, fue incluido oficialmente como receptor potencial en febrero de 2023 en el United Network for Organ Sharing (UNOS), la organización privada sin ánimo de lucro que administra el sistema de trasplante de órganos del país. A nivel local, el esfuerzo por encontrar un donante para James estuvo dirigido por LiveOnNY, la organización de obtención de órganos para el área metropolitana de Nueva York.  

En mayo de 2023, apenas tres meses después de que James fuera incluido en la lista de donación de órganos, los coordinadores de la organización de trasplantes LiveOnNY encontraron a un donante potencial. “El héroe donante era un joven de unos 30 años que provenía de una familia que apoya firmemente la donación de órganos. Él, con el apoyo de su familia, donó generosamente tejidos que condujeron a este exitoso trasplante de rostro y ojos, pero también salvó a otras tres personas de entre 20 y 70 años, donando sus riñones, hígado y páncreas”, explicaLeonard Achan, presidente y director ejecutivo de LiveOnNY. El tiempo total desde la lesión hasta el trasplante fue de poco menos de dos años. 

Una cuestión de nervios

 Si bien los trasplantes de córnea se han vuelto relativamente comunes (se realizan miles cada año en Estados Unidos), los trasplantes de todo el ojo para restaurar la visión siguen siendo difíciles de alcanzar debido a la naturaleza compleja del propio órgany los desafíos asociados con la regeneración nerviosa, el rechazo inmunológico y la retina. 

El ojo humano está conectado con el cerebro a través del nervio óptico, parte del sistema nervioso central y es responsable de transmitir información visual al cerebro. Restablecer estas conexiones nerviosas con éxito es un requisito fundamental para que un trasplante de ojo completo restablezca la visión y uno de los mayores desafíos.

Para la intervención, el doctor Rodríguez, en colaboración con el equipo del Centro de Terapia Celular y Trasplantes Langone de la Universidad de Nueva York, parte del Programa de Trasplantes de Sangre y Médula Ósea del Centro Oncológico Perlmutter, aplicaron también a Aaron células madre adultas derivadas de la médula ósea del donante. "Este es el primer intento de inyectar células madre adultas en un nervio óptico humano durante un trasplante con la esperanza de mejorar la regeneración nerviosa", explica Samer Al-Homsi, director ejecutivo del Centro de Trasplantes y Terapia Celular y profesor en el Departamento de Medicina de NYU Langone. "Ahora hemos demostrado que el procedimiento es seguro y potencialmente eficaz, pero necesitamos tiempo para determinar si este paso juega un papel en mejorar las posibilidades de restauración de la vista y si hay algo más que se pueda hacer en el futuro para optimizar el procedimiento", explicó el doctor Al-Homsi.

Aaron espera pasar las próximas vacaciones de Acción de Gracias con su familia y disfrutar celebrando una comida navideña por primera vez desde su lesión.  
​ 

 



Te puede interesar
europa-infecciones-transmision-sexual-aumentan
Europa alerta de un preocupante aumento de infecciones de transmisión sexual
aparecieron-primeros-cientificos
¿Cuándo aparecieron los primeros científicos?
datos-obesidad-espana
Más del 50% de los adultos y el 30% de los niños en España tienen exceso de peso