logo_medicina
Síguenos

Un hombre ciego recupera la visión tras un trasplante de su propio ojo

El paciente, que había perdido hace 30 años la visión de un ojo y hacía seis la del otro, ha sido sometido a un autotrasplante de su propio ojo ciego por primera vez en el mundo

Compartir
Un hombre ciego recupera la visión tras un trasplante de su propio ojo

Por Julia Porras

27 de marzo de 2023

“Cuando me desperté y comencé a ver los contornos de mis dedos y mi mano, fue como si volviera a nacer”. Estas son las primeras palabras de EB, un hombre de 83 años que vive en la provincia de Turín, aquejado de dos enfermedades oculares graves que le habían llevado a la ceguera total en los últimos seis años. Ahora, gracias a una operación pionera en el mundo, el paciente ha recuperado la visión. 

La extraordinaria intervención, que duró cuatro horas, fue realizada en el hospital Molinette de la Ciudad de la Salud de Turín, y llevada a cabo por el cirujano Michele Reibaldi, director de la Clínica Oftalmológica Universitaria de Molinette, y por el profesor Vincenzo Sarnicola, uno de los principales expertos en el mundo de la cirugía corneal. En ella, se realizó, por primera vez en el mundo, un autotrasplante de toda la superficie ocular, tomada del ojo izquierdo del propio paciente, incluyendo no solo la córnea, sino también una parte de la esclerótica y toda la conjuntiva, incluyendo las células madre del limbo.

El paciente había perdido la vista en su ojo izquierdo hace 30 años, debido a una ceguera retiniana irreversible y, hace seis perdió progresivamente la función visual también en su ojo derecho, debido a una rara enfermedad crónica (pseudopenfigoide ocular), que destruyó la córnea y lamentablemente también la superficie ocular. En los últimos años, el ojo derecho se había sometido a dos trasplantes de córnea tradicionales de espesor completo, los cuales fallaron debido a fallos en la superficie ocular.

La operación

La operación se realizó tomando del ojo izquierdo, funcionalmente irrecuperable pero con la córnea y la superficie ocular en buen estado de salud, toda la conjuntiva, la córnea y dos milímetros de esclerótica, en una sola pieza, según han explicado los doctores Reibaldi y Sarnicola. “En la práctica un tercio del ojo izquierdo se auto trasplantó al ojo derecho, que luego se reconstruyó para que el paciente pudiera volver a ver”, han confirmado los doctores.

"La verdadera novedad consiste – ha especificado Sarnicola - en haber ampliado el trasplante de córnea a toda la superficie ocular, a los tejidos conjuntivo-esclerales, que juegan un papel fundamental para permitir el éxito del trasplante en condiciones particulares, como en el caso de nuestro paciente. Al mismo tiempo, el ojo izquierdo fue reconstruido con tejido del donante solo con fines estéticos".

La cirugía fue extraordinaria y el paciente, después de dos semanas, ha vuelto a ver y se mueve de forma independiente. “Estamos muy emocionados y esperamos un éxito duradero en el ojo derecho, porque fue reconstruido con los propios tejidos del paciente y, por lo tanto, está potencialmente a salvo de los problemas de rechazo que ha padecido con los trasplantes anteriores", han concluido Reibaldi y Sarnicola.

 

 



Te puede interesar
corrupcion-complicidad-silencio
Corrupción, complicidad y silencio
colaboracion-publico-privada-clave-renovacion-equipos-tecnologicos-centros-sanitarios
Colaboración público-privada, clave para la renovación de los equipos tecnológicos en los centros sanitarios
2023-gran-ano-innovacion-farmaceutica
2023, un gran año para la innovación farmacéutica: 43 nuevos principios activos