logo_medicina
Síguenos

La Fiscalía de Menores alerta: casi 1.000 agresiones sexuales entre menores al año

Detrás del aumento de estas agresiones hay distintos factores como “usar la pornografía, como si se tratara de un tutorial del acto sexual, además de problemas de educación, ya que los menores a esta edad no están formados”

Compartir
La Fiscalía de Menores alerta: casi 1.000 agresiones sexuales entre menores al año

Por Gema Puerto

28 de abril de 2023

La Fiscalía de Menores alerta sobre los delitos sexuales cometidos por menores: “se han incrementado desde el año 2015, si bien es cierto que el aumento es muy leve pero progresivo”.

“Un abuso sexual en la infancia no es como poner una tirita o curar un brazo roto. El daño que se produce en las estructuras cerebrales de los menores que han sido agredidos sexualmente daña su confianza, su autoestima y desregula sus emociones. Además, la culpa, la vergüenza y el miedo los acompañará durante todo su camino”. Quién se expresa así es Charo Silvestre, educadora social de la Asociación Contra los Abusos Sexuales en la Infancia (ACASI). A su centro acuden madres y formadores que les comentan que sus hijos, o sus alumnos, han sufrido abusos. Según esta experta, acostumbrada a tratar a adultos que han sufrido distintos tipos de agresión sexual en la infancia, “la violencia entre menores parece haber aumentado, aunque en eso también puede influir que se habla ahora más de agresiones sexuales que antes. Sobre todo, a raíz de que se ha aprobado la Ley Orgánica 8/2021, de 4 de junio, de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia, conocida coloquialmente como ley Rhodes, por el pianista que denunció haber sufrido abusos en su infancia por un sacerdote”.

Al año se producen alrededor de 1.000 agresiones sexuales entre menores. Como han informado a Medicina Responsable desde la Fiscalía de Menores, “los delitos sexuales cometidos por menores han aumentado en nuestro país desde el año 2015, si bien es cierto que el aumento es muy leve pero progresivo”.

Este año, aseguran desde la coordinación de este ministerio público, se ha pasado de 668 agresiones sexuales a 974 (dejando al margen los abusos, en los que las cifras se mantienen más estables).

El perfil de los agresores

Para la Fiscalía de Menores, detrás del aumento de estas agresiones sexuales hay distintos factores como “el uso por parte de los menores de 14 años de la pornografía, como si se tratara de tutoriales del acto sexual, además de problemas de educación, ya que los menores a esta edad no están formados. El problema de la pornografía y de los menores es que ésta sustituye a la educación. No hay una buena educación sexual ni en los colegios, ni en las familias, ni en la sociedad. Nadie les dice que eso no es la realidad, que está cargada de violencia, de dominio, que no es lo correcto”.

Para esta entidad, que obtiene datos de todos los fiscales de España, llama la atención que en muchos casos la prueba definitiva, la que condena a los menores, “es la grabación que los menores han hecho y han publicado. Por encima de todo está el ser famoso, popular, el contar lo que hago y que mis amigos me aplaudan”.

Según datos de la fiscalía los menores son inimputables en España hasta los 14 años. A partir de esa edad ya tienen responsabilidad penal. ¿Quiere decir esto que para los menores el Estado se desentiende completamente y no busca ninguna respuesta? No. Las distintas comunidades autónomas, que son las competentes, pueden adoptar medidas de protección del menor que pueden llegar incluso al internamiento en los casos más graves por sus problemas conductuales. Antes de 2015 era solo para el supuesto de enfermedades mentales, pero ahora no. A los menores de 14 años no se les somete a un procedimiento penal ni se les puede imponer responsabilidad civil en un juicio, pero el Código Civil permite exigir responsabilidad a los padres por los actos de los hijos, así que sí se les puede exigir a través de un procedimiento civil.

Para esta entidad “no habría que rebajar la edad penal de los menores para estos casos. La justicia juvenil española funciona muy bien y tiene una respuesta muy adecuada. Los menores de 14 son personas muy poco formadas en las que tiene que primar por encima de todo el hecho de ser menores, no el hecho de ser delincuentes”.

Las víctimas

Al hablar de los menores y las primeras señales que indican que han sufrido algún tipo de agresión sexual en la infancia, Charo Silvestre explica que son “niños que están en dos extremos. O bien son sumisos, o bien son rebeldes. Además, son menores que se realizan autolesiones y pueden llegar incluso a intentar suicidarse. Y por supuesto hay indicadores sexuales que hay que tener en cuenta”. Para esta experta, existen varias señales que no pasan inadvertidas del abuso como quemaduras, heridas en la zona genital o anal, cervix o vulva hinchada o roja, sufrir enfermedades de transmisión sexual o padecer enuresis (micción involuntaria cuando se duerme). En cuanto a la conducta, Silvestre señala que algunas de las consecuencias más habituales son el “miedo a estar solo, rechazo o aislamiento.”

Para que un menor se recupere se necesita mucho tiempo. “Lo importante es darles herramientas de autoprotección y de empoderamiento para que no tengan miedo, ni vergüenza, ni culpa, y lo puedan hablar libremente. Es la única manera de disminuir los casos de abusos sexuales y de cualquier tipo de maltrato”.

 



Te puede interesar
el-hospital-doctor-negrin-administra-por-primera-vez-un-nuevo-tratamiento-contra-el-melanoma-ocular-metastasico
El Hospital Dr. Negrín aplica por primera vez un nuevo tratamiento para el melanoma ocular
sanidad-privada-compromiso-medio-ambiente
La sanidad privada reafirma su compromiso con el medio ambiente
cuidemos-a-nuestros-sanitarios-1652784374767
Javier González Ferrari. Cuidemos a nuestros sanitarios