logo_medicina
Síguenos

Las comunidades autónomas se ponen un notable en la gestión de la atención primaria

La Fundación Economía y Salud ha presentado el Índice FES 2022 en el que 11 comunidades autónomas se han autoevaluado en diferentes áreas. La puntuación media nacional ha sido de 7,38 sobre 10

Compartir
Las comunidades autónomas se ponen un notable en la gestión de la atención primaria

Por Andrea Rivero

24 de noviembre de 2022

7,76 ha sido la puntuación que ha obtenido el área de Atención Primaria e integración asistencial en el informe Índice FES 2022. Este documento, elaborado por expertos de la Fundación Economía y Salud, pretende realizar una labor de diagnóstico e implementación de medidas para la mejora del sistema sanitario. Para elaborar este informe, las consejerías de salud de 11 comunidades autónomas se han autoevaluado contestando a 308 preguntas, divididas en 92 apartados. En 2020 el índice FES arrojó un resultado global de 6,33 y, en esta ocasión, la cifra ha alcanzado el 7,38. 

“7,38 (sobre 10) es un buen dato y confirma que el Sistema Nacional de Salud, constituido por los Servicios de Salud de las diferentes comunidades autónomas, desempeña bien su trabajo y cumple con los objetivos que tiene de atender con buena calidad a las personas”, destacan en el informe de este año. En general, todas las áreas analizadas han obtenido mejor nota que en ediciones anteriores, siendo las áreas de medidas asistenciales (8,46), promoción de la salud, prevención de la enfermedad y empoderamiento del paciente (8,15), organizativas y atención al domicilio (7,89) y Atención Primaria e integración social (7,76), las primeras

El informe por áreas

En total se ha realizado una evaluación de 11 áreas. Además de las anteriormente mencionadas, también están representadas la gestión de la información y nuevas tecnologías, atención y coordinación social y sanitaria, evaluación y benchmarking, seguridad del paciente, capital humano e incentivación profesional, compras y gestión y buen gobierno y transparencia. 

Dentro de cada una de estas áreas, el informe hace una valoración de aquellas medidas que tienen un mayor grado de desarrollo. Entre estas destacan las de servicio de referencia y funcionamiento en red, las relacionadas con escuelas de pacientes, las de ciberseguridad y las de cuidados paliativos en el domicilio. Por el contrario, las medidas con menor desarrollo son las de organizaciones sanitarias líquidas (interacción con el entorno social y pacientes), la evaluación del impacto económico en sanidad de epidemias/pandemias y factores de riesgo, la historia clínica socio sanitaria y las de fondos de inversión de alto impacto. 

Recomendaciones para paliar los problemas

“Las medidas concretas con menor puntuación reflejan claramente problemas crónicos de nuestros servicios de salud que hay que abordar”, subrayan en el informe. Para estos expertos los problemas más relevantes y las recomendaciones que ofrecen son:

  • La falta de unión social de los sistemas de salud en la comunidad, para lo cual recomiendan una mayor cercanía, diálogo y participación de la comunidad en los mismos.
  • La falta de evaluación de los factores de riesgo claves para la salud como la obesidad, tabaquismo, etc. En este sentido aconsejan implementar programas más ambiciosos para abordar estos problemas críticos de salud. 
  • La falta de inclusión en la historia clínica de los aspectos sociales más relevantes. Su recomendación es tener en la historia clínica bloques de información social y laboral de las personas que sea obligatorio introducir. 
  • La falta de fondos de reserva para imprevistos que recomiendan implementar. 

“En resumen, el desempeño de nuestro Sistema de Salud es bueno, un índice FES de 7,38 lo corrobora, pero hay amplios márgenes de mejora”, recalcan en el documento. 



Te puede interesar
las-vacunas-arn-mensajero-1657280005644
Las vacunas ARN mensajero
el-fin-de-la-viruela-del-mono-1661938719865
El fin de la viruela del mono
edad-deterioro-funcional-riesgo-perfil-paciente-medicina-interna
Más edad, más deterioro funcional y mayor riesgo; así es el paciente de Medicina Interna