logo_medicina
Síguenos

La campaña electoral se viste de propuestas sanitarias

Los partidos proponen mejoras en el área de salud mental, invertir más dinero en Atención Primaria y ofrecer más formación a los sanitarios

Compartir
La campaña electoral se viste de propuestas sanitarias

Por Gema Puerto

16 de mayo de 2023

Las distintas autonomías y sus partidos políticos ya tienen sus hojas de ruta en materia de sanidad para las elecciones del 28 de mayo. La salud mental, la Atención Primaria y las largas listas de espera son los principales temas que marcan los programas marco de las formaciones políticas en la mayoría de los territorios. Pero, si hay coincidencias, también hay diferencias a la hora de abordar la sanidad por parte de cada autonomía.

Sistema público o privado

La gestión pública es una de las principales propuestas a defender por todos los partidos políticos, pero en este asunto hay diferencias sustanciales. Mientras el Partido Socialista impugna el actual modelo y se compromete a reforzar el valor de lo público con la cogobernanza interterritorial y la “garantía de equidad, universalidad y cohesión social”, como una mejora a continuar en sintonía continuista con lo desarrollado estratégicamente por el actual gobierno nacional, el PP busca una “financiación suficiente" y asegurada "para responder a las demandas de los sistemas sanitarios públicos”.

En Valencia, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, afirma que “en la próxima legislatura recuperará el sistema público de sanidad e impulsará un nuevo modelo de arquitectura sanitaria, reseteando el sistema, para ser más eficientes y mejorar la atención a los ciudadanos”. Esta medida, deja en el aire el futuro de los conciertos con los hospitales privados, y que ayudan a reducir las listas de espera, ya que su socio de gobierno, Compromís, quiere “blindar la gestión directa de todos los departamentos de salud valencianos en el Estatuto de Autonomía y mejorar la atención primaria con un plan de choque”.

En esta misma línea, Podemos defiende la gestión pública e incide en la “desprivatización” llevando a cabo una “moratoria absoluta en la concesión de nuevos conciertos o de cualquier otra forma de externalización en la sanidad”. Al mismo tiempo defiende “procesos de desprivatización de infraestructuras y servicios”.

En el caso de Vox, quiere suprimir de la sanidad pública las intervenciones quirúrgicas ajenas a la salud, por ejemplo, el cambio de sexo el aborto. También quieren eliminar el acceso gratuito a la sanidad para inmigrantes ilegales y un copago para todos los residentes legales que no tengan un mínimo de 10 años de permanencia en España. Solo se cubrirían servicios de urgencia.

Atención Primaria

Este tema ocupa una parte importante del programa de todos los partidos. El PP aboga por “priorizar la Atención Primaria” convocando un “MIR extraordinario" e incrementando de forma notable sus recursos. Así, se compromete a seguir incrementando de forma progresiva la financiación de la atención primaria, hasta alcanzar los estándares propuestos por la OMS, e introduciendo indicadores que faciliten una dotación y evaluación adecuada de recursos, tanto estructurales como aquellos que favorezcan sus capacidades diagnósticas, terapéuticas y de relación con otros niveles. “También continuaremos mejorando las condiciones laborales y desburocratizando la asistencia”, explican en su programa electoral.

Por último, quieren garantizar la mejora de los servicios de atención a través de la telemedicina, la medicina personalizada y el desarrollo de la Tarjeta Sanitaria Virtual. El PSOE, por su parte, tratará de impulsar la Atención Primaria, también en el ámbito rural, como eje vertebrador del Sistema Nacional de Salud, reduciendo las listas de espera e implantando nuevas terapias genómicas. Su objetivo es priorizar la gestión de los servicios de salud y desarrollar la Estrategia de Salud Digital.

En esta misma línea, Podemos plantea una financiación de la Atención Primaria con el 25% del total de la inversión en sanidad pública y con, al menos, 400 euros por habitante y por año. 

En Madrid, la fuerza política Más Madrid también apuesta por la AP con la promesa de “incrementar su financiación, destinando al menos un 20% del presupuesto sanitario a Atención Primaria”.

Salud Mental

Nunca ha sido tan necesario priorizar la salud mental. Según la Confederación Salud Mental España y la Fundación Mutua Madrileña, cuatro de cada 10 españoles aseguran no gozar de una buena salud mental y casi el 75% de la población está convencida de que ha empeorado para todos durante los últimos años. 

Ante esta realidad, los distintos partidos políticos han puesto especial atención en la salud mental dentro de sus programas. La propuesta del PSOE pasa por "poner en marcha estrategias alineadas para paliar la incidencia de ese problema en la juventud, reforzar la educación emocional en la etapa formativa e incorporar más recursos en los centros de primaria”. Asimismo, proponen “ampliar la formación de los sanitarios para diagnósticos más preventivos y aumentar la plantilla en los servicios de psicología clínica".

El PP, por su parte, propone establecer “vías rápidas que permitan un diagnóstico y tratamiento precoz para mejorar la atención a los pacientes con enfermedades mentales” y articular políticas e iniciativas dirigidas a la promoción de la salud mental y a la prevención de este tipo de trastornos, así como el suicidio, especialmente en jóvenes.

Podemos quiere incluir el servicio de salud mental en los centros de Atención Primaria y equiparar las ratios por habitante de psiquiatras, psicólogos y enfermeros especializados en salud mental con la media europea. Por su parte, Ciudadanos optaría por ampliar la cobertura de atención psicológica en el SNS.

Vox propone también la creación de un “plan nacional de prevención, cuidado y tratamiento de los trastornos relacionados con la salud mental”.

Listas de Espera

Otro de los problemas que más preocupa a los pacientes son las listas de espera, tanto para intervenciones quirúrgicas como para especialidades. Aquí, el PP apuesta por establecer tiempos máximos de espera en función de cada prioridad clínica, mientras que el PSOE propone reducir las listas de espera de primeras consultas, pruebas diagnósticas y procedimientos quirúrgicos, así como las demoras en el acceso a la AP. Además, lucharán por un avance en la equidad en el acceso a la atención ampliando la cartera común de servicios y garantizando su efectividad en todo territorio español.

Ciudadanos se compromete a reducir las listas de espera a la mitad, mientras que Vox quiere dedicar sus recursos “para reducir drásticamente las listas de espera, así como abordar la mejora de las condiciones retributivas y salariales de nuestro personal sanitario y aumentar la cartera de servicios mediante la incorporación de nuevas especialidades y la ampliación de otras”.

 



Te puede interesar
paz.reabre-uci-pediatrica-seis-camas-jefa-servicio
La Paz reabre su UCI pediátrica con seis profesionales y una jefa de servicio provisional
comision-europea-medidas-desabastecimiento-medicamentos
La Comisión Europea intensifica sus medidas para hacer frente al desabastecimiento de medicamentos
test-drogas-burundanga-quince-minutos
Nuevo test para detectar burundanga y droga caníbal en menos de 15 minutos