logo_medicina
Síguenos

Desarrollan una batería para lentillas inteligentes que se recarga con las lágrimas

Hasta ahora, el sistema más común de carga para este tipo de lentes requiere de electrodos metálicos, que son nocivos para el ojo humano

Compartir
Desarrollan una batería para lentillas inteligentes que se recarga con las lágrimas
Foto: NTU

Por Andrea Martín

4 de septiembre de 2023

El uso de la Inteligencia Artificial en el mundo de la salud no para de crecer. Desde hace unos años se ha demostrado su eficacia en aspectos tan importantes como el pronóstico y la prevención de enfermedades como el cáncer o accidentes cardiovasculares o en el diseño de proteínas. Incluso ha conseguido devolver la voz a una mujer con un derrame cerebral.

Durante los últimos años, la IA también está consiguiendo importantes avances en las denominadas lentillas inteligentes, unas lentes de contacto capaces de mostrar información en nuestros ojos que, a pesar de que parece ciencia ficción, están más cerca de lo que parecen. Actualmente, se han diseñado para controlar la salud de las personas, ayudando en el diagnóstico, pronóstico y seguimiento de diversas patologías, aunque, para muchos, en el futuro podrían llegar a sustituir a los teléfonos móviles. Sin embargo, uno de los mayores impedimentos que tienen es el desarrollo de una batería, capaz de introducirse en el ojo humano, para recargarlas.

Un equipo de científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU), en Singapur, parece haber encontrado la solución. Los investigadores han desarrollado una batería flexible, tan delgada como una córnea humana, de aproximadamente 0,5 milímetros de grosor, que almacena electricidad cuando se sumerge en una solución salina, como las lágrimas, permitiendo que, en el futuro, puedan alimentar lentes de contacto inteligentes.

La batería está compuesta de materiales biocompatibles que no contiene cables ni metales pesados ​​tóxicos; cuenta con un recubrimiento a base de glucosa que reacciona con los iones de sodio y cloruro de la solución salina que la rodea. De esta manera, podría funcionar con las lágrimas humanas, ya que contienen iones de sodio en menor concentración. “Tras probar la batería en una solución lagrimal, demostramos que su vida útil se extendía una hora más por cada ciclo de uso de doce horas”, señala el comunicado de la NTU.

Hasta ahora, el sistema más común de carga para este tipo de lentes requiere de electrodos metálicos, que son nocivos para el ojo humano. Por ello, este nuevo descubrimiento abriría la puerta al desarrollo de estos dispositivos que podrían mostrarnos todo directamente en nuestros ojos, así como registrar y transmitir a una base de datos en la nube todo lo que el usuario ve y oye.

 



Te puede interesar
una-ruta-por-los-fosiles-desde-el-hospital-1648657535926
Una ruta por los fósiles desde el hospital
cromosoma-y-completo
Secuencian el cromosoma Y al completo, última pieza del genoma humano
zapatero-deja-la-viceconsejeria-de-madrid-para-ser-responsable-de-salud-publica-con-feijoo-1664362997463
Zapatero deja la viceconsejería de Madrid para ser responsable de Salud Pública con Feijoo