logo_medicina
Síguenos

Investigadores madrileños diseñan un implante para tratar el cáncer cerebral más mortal

Inicialmente está indicado para su uso en pacientes con un glioblastoma muy agresivo y con una esperanza de vida media de entre 3 a 6 meses

Compartir
Investigadores madrileños diseñan un implante para tratar el cáncer cerebral más mortal

Por Lucía de Mingo

7 de febrero de 2023

El Instituto Madrileño de Estudios Avanzados IMDEA Materiales y la Universidad Politécnica de Madrid colaboran en el proyecto DITTCe, centrado en desarrollar un dispositivo para tratar el glioblastoma. Este es el cáncer de cerebro más mortal; tiene una esperanza de vida media que oscila entre los tres y los seis meses y cuenta con unas opciones terapéuticas muy limitadas.

Pero ¿qué hace exactamente el implante para combatir el cáncer cerebral? La doctora Mónica Echeverry, bioingeniera e investigadora postdoctoral senior del Instituto IMDEA Materiales, afirma que, por el momento, este dispositivo no puede matar el tumor. “Los campos eléctricos generados pueden ralentizar la división de las células cancerígenas existentes, aunque todavía no pueden acabar con ellas. El pronóstico de los pacientes con esta enfermedad es muy desfavorable, si bien no vamos a eliminar el tumor, lo que pretendemos es aumentar la expectativa de vida y mejorar su calidad de vida”. 

Los glioblastomas son tumores resistentes a los tratamientos tradicionales contra el cáncer como la quimioterapia o la radioterapia. Además, la intervención quirúrgica no es sencilla y puede tener efectos adversos que afecten en la función cerebral del paciente. La doctora Echeverry señala que una de las opciones terapéuticas para tratar este tipo de tumores radica en la aplicación de campos eléctricos. En este tratamiento, conocido como Tumor Treating Fields, los campos atacan a las células tumorales durante el proceso de división, teniendo unos efectos mínimos sobre las células sanas. “Así se detiene la reproducción de las células cancerosas, lo que ofrece a los pacientes la posibilidad de prolongar la supervivencia”. 

Un implante más cómodo

Los implantes que quieren desarrollar en este proyecto estarán diseñados para emitir un campo eléctrico similar al que se estaba empleando en el tratamiento actual, pero mediante un dispositivo mucho más pequeño, flexible, implantado y alimentado remotamente. La investigadora del Instituto IMDEA Materiales señala que el que había actualmente era un juego de electrodos externos, en forma de casco, colocados alrededor de la cabeza y conectados a un generador del campo eléctrico portátil que el paciente debe llevar consigo al menos 18 horas al día para garantizar unos resultados óptimos. “Este tratamiento estaba limitado por su coste, de aproximadamente 25.000 euros al mes, y su efecto negativo en la calidad de vida del paciente debido la incomodidad del tener que usar el casco de modo casi permanente, la irritación de la piel y el estigma social asociado al tratamiento”. 

Los siguientes pasos

Según la doctora Echeverry, aunque aún no está bien definido el lugar exacto de la implantación, el dispositivo podría colocarse debajo del cuello cabelludo. Para saber si está siendo efectiva esta estrategia, los investigadores realizarán pruebas para evaluar la seguridad y eficacia del tratamiento. “Nuestro proyecto abarca la fase de fabricación del dispositivo y la evaluación del tratamiento en ratones realizados por el Instituto de Salud Carlos III. Dependiendo de los resultados obtenidos se considerará cómo será la transición a los pacientes. También haremos uso de modelos in vitro como los son los organoides, donde simularemos el ambiente de un tumor usando células cancerígenas, y luego validando nuestro dispositivo sobre ellos.”

Antes de que se empiece a usar en los hospitales, el desarrollo de este implante tiene que pasar por un largo proceso de diseño y ensayos in vitro, que serán llevados a cabo por IMDEA Materiales. Además, hay que sumarle los ensayos in vivo en animales, que serán realizados por el Instituto de Salud Carlos III. “Es muy arriesgado hablar de fechas exactas, el proyecto apenas comienza y la ruta nos la mostrará los resultados que vamos obteniendo. Sin embargo, cabe destacar que todo el tiempo estamos retroalimentados por la experiencia medica del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario La Princesa y del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús”, concluye la doctora. En un futuro, los investigadores esperan poder aplicarlo en otro tipo de tumores.



Te puede interesar
medicos-atencion-primaria-prescriben-deporte
Los médicos de primaria de Madrid podrán prescribir ejercicio físico a sus pacientes
investigadores-espanoles-materiales-antimicrobianos-mejillones
Desarrollan materiales antimicrobianos inspirados en los mejillones
proteina-clave-fertilidad-masculina
Descubren la proteína clave para la fertilidad masculina