logo_medicina
Síguenos

Sexsomnia, el trastorno que te obliga a tener sexo dormido inconscientemente

Las investigaciones sobre sexsomnia aseguran que lo padece un 2% de la población mundial

Compartir
Sexsomnia, el trastorno que te obliga a tener sexo dormido inconscientemente

Por Gema Puerto

16 de diciembre de 2022

David guarda un secreto extraño e insólito. Es sonámbulo, pero su sonambulismo no consiste en levantarse y hablar como sucede en otros casos. Su trastorno del sueño es diferente y muy minoritario. Consiste en masturbarse mientras está dormido, experimentar orgasmos, tocar a su pareja o tener sexo con quién tiene al lado sin ser consciente de lo que hace, ni recordar al día siguiente lo sucedido.

Desde el Instituto Europeo del Sueño describen la sexsomnia como “una de las parasomnias más raras que ocurren dentro de los trastornos del sueño No REM o sueño de ondas lentas”. Como asegura el doctor Gabriel Poblete, de dicho Instituto, “ocurre más frecuentemente durante la primera parte de la noche. Se caracteriza por alteración del comportamiento relacionado a la actividad sexual y puede incluir el mantener o intentar mantener relaciones sexuales, masturbación, conductas sexuales agresivas o manoseo de la pareja de cama”.

Aunque como añade Poblete, “la sexsomnia se asocia mayormente con el género masculino, también existen casos entre las mujeres, aunque no hay estadísticas claras en cuanto a su frecuencia. Uno de los estudios más recientes es el del Journal of the American Academy of Psychiatry and Law  del año 2021.

Los neurólogos explican que en los pacientes con sexsomnia tienen en alerta las zonas del cerebro que controlan la visión, el movimiento y la emoción; al tiempo que las zonas encargadas de la memoria, la toma de decisiones y el pensamiento racional aparentemente quedan en el sueño profundo.

Por eso, quien tiene este trastorno, al igual que quien sufre de sonambulismo, puede caminar, hablar, comer y hasta tener sexo sin tener conciencia de sus actos ni memoria de lo que sucedió.

Factores que influyen
Aunque la ciencia todavía no tiene muy claro qué causa este tipo de comportamiento, sí que han encontrado varios factores que pueden contribuir a que aparezca. Entre ellos podemos encontrar:

·       Falta de sueño

·       Estrés

·       Ansiedad

·       Cansancio

·       Uso de drogas y medicamentos

·       Alcohol

También el hecho de padecer sonambulismo, síndrome de la pierna inquieta, apnea, epilepsia, migrañas o golpes en la cabeza, son indicadores para la aparición de la sexsomnia.

Tratamiento y Cura
Sufrir de sexsomnia es un tema complejo por las repercusiones legales que tiene. Sin ir más lejos en Estados Unidos la sexsomnia ha sido utilizada como defensa en varios casos de violación. 

Como otras parasomnias, puede producir privación de sueño y un incremento de los despertares nocturnos y la fragmentación del sueño.

Si bien en líneas generales los especialistas utilizan tratamientos farmacológicos y psicoterapéuticos, la reducida evidencia científica sobre el tema dificulta mencionar un único procedimiento médico válido.

En principio, sostiene Poblete, “hay que ponerse en manos de algún especialista del sueño y hacer un adecuado diagnóstico”.

Otras Parasomnias
La clasificación más grande de parasomnias se subdivide en base a la etapa del sueño en la que ocurren, es decir, en parasomnia REM, (fase del sueño que se caracteriza por la pérdida de tono muscular y por la presencia de movimientos oculares rápidos), fase NO REM (representa alrededor del 75% del tiempo de sueño total y consta de varias etapas), y un tercer grupo de parasomnias que son independientes de la etapa del sueño.

Se caracterizan por despertares incompletos desde el sueño, acompañados generalmente por amnesia u olvido del evento. Existen varias presentaciones clínicas y muchas veces se solapan una con otra. Pueden incluir sonambulismo, somniloquia (hablar dormido), despertares confusionales, comer dormido, entre algunas otras. Por lo general ocurren en la primera parte de la noche. 

Hasta un 20 % de los niños pueden presentar parasomnias, siendo normales. Esta frecuencia va disminuyendo con la edad. En mayores de 15 años, las parasomnias rondan el 2 a 4 %. 

“La fisiopatología no está del todo clara. Si bien existen algunos genes involucrados, no se sabe bien qué papel juegan en cuanto a la predisposición a presentar estos eventos” asegura el doctor Poblete. 

Igualmente se ha relacionado a una transición incompleta desde el sueño No - REM hacia la vigilia, por lo que cualquier causa que aumente la fragmentación del sueño puede hacer que aparezcan más frecuentemente (apnea del sueño, insomnio crónico, síndrome de piernas inquietas, dolor crónico, etc.), así como la deprivación de sueño crónica y algunos medicamentos. 



Te puede interesar
relevo-en-la-cupula-de-la-sanidad-andaluza-1661939422652
Relevo en la cúpula de la sanidad andaluza
un-estudio-mejorara-los-indices-de-supervivencia-de-personas-que-han-sufrido-ictus
Un estudio ayudará a mejorar los índices de supervivencia de personas que han sufrido ictus
gobierno-anuncia-paquete-medidas-ela-enfermedades-neurodegenerativas
El Gobierno anuncia medidas para la ELA y otras enfermedades neurodegenerativas