logo_medicina
Síguenos

Fractura de pene en las relaciones sexuales

A pesar de no tener huesos, el órgano sexual masculino, cuando está erecto, se puede romper y, si no se trata, puede conllevar disfunción eréctil y problemas en la uretra

Compartir
Fractura de pene en las relaciones sexuales

Por Gema Puerto

9 de diciembre de 2022

El miembro viril masculino es tan frágil como cualquier otro órgano de la anatomía humana. A pesar de que muchas culturas son falocéntricas y en numerosas religiones como la védica, se le rinde culto al falo, el pene, como cualquier otra parte de nuestro cuerpo, no es divino y puede romperse. ¿Pero cómo?

Uno se da cuenta de esta fractura cuando se escucha un fuerte crujido, al que le sigue un dolor insoportable y un hematoma de color morado, (los médicos lo llaman “pene en berenjena”). Si la fractura es grave y no se acude a urgencias para una intervención quirúrgica inmediata, se puede sufrir disfunción eréctil, daños en la uretra o que el órgano masculino se deforme hacia un lado. Los hechos lo demuestran, el traumatismo del pene no es ninguna broma. 

El doctor Jorge Turó, urólogo del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, asegura que lo que se conoce como fractura de pene, “ocurre cuando se rompe la envoltura fibrosa de la túnica albugínea, una vaina elástica que recubre los dos cuerpos cavernosos del pene que, al rellenarse de sangre, facilitan su posición eréctil. Si éste se dobla bruscamente, se produce un sangrado interno y, por consiguiente, la pérdida súbita de la erección”.

“La mayoría de las fracturas de pene suelen producirse durante las relaciones sexuales heterosexuales, cuando el pene se sale de la vagina y choca de manera accidental contra la pelvis en la postura sexual en la que la mujer está en la parte de arriba”, explica Myriam Ribes, ginecóloga y sexóloga, pero la fractura también puede ocurrir en las relaciones homosexuales y por la masturbación, en un 18% de los casos”. También estudios científicos achacan la fractura a otros factores como el traumatismo cerrado, la flexión forzada, la rotación en la cama con el pene en erección, la caída de la cama sobre el pene, la electrocucción, la amputación o la autolesión.

Tratamientos y postoperatorio

Tal y como explica Turó, “nada más producirse la rotura es importante acudir a urgencias en un plazo de 24 horas con el objetivo de, en caso de ser muy grave, realizar una cirugía para reparar el tejido del pene desgarrado y evitar la disfunción eréctil o la desviación o curvatura de este, conocida como enfermedad de Peyronie”.

Otros tratamientos son “el hielo, los antiinflamatorios y los analgésicos, en los casos más leves”, como explica la doctora Ribes.

Tras la operación quirúrgica, el paciente deberá guardar reposo sexual durante al menos 4-6 semanas combinado con tratamiento antiinflamatorio y vendaje compresivo. 



Te puede interesar
investigacion-cancer-infantil
Blanca, la niña que ha logrado impulsar la investigación de un tumor infantil
sanidad-privada-participa-en-mitad-de-ensayos-clinicos
La sanidad privada participa en el 50% de los ensayos clínicos de nuestro país
de-los-aplausos-al-abandono-1652342114228
De los aplausos al abandono