logo_medicina
Síguenos

Prevenir el cáncer: la importancia de los estudios genéticos

Compartir
Prevenir el cáncer: la importancia de los estudios genéticos

Por Andrea Rivero

15 de marzo de 2022

En el desarrollo del cáncer están implicados diversos factores genéticos y ambientales. En concreto, un 10% de los tumores tiene un componente hereditario por lo que se podrían prevenir a través de un test de los genes.

 

Aunque los primeros cánceres en los que se descubrió que había un componente genético fueron los de colon, mama y recto, el doctor Ricardo Cubedo, responsable de la Unidad Multidisciplinar de Sarcomas y Cáncer Hereditario de MD Anderson Cancer Center Madrid, indica que “prácticamente no queda ningún cáncer libre de tener un porcentaje de casos que estén determinados por la herencia”.

 

Las alteraciones hereditarias pueden detectarse a través de la realización de un estudio genético profundo. Esta prueba se realiza en pacientes que hayan presentado varios tumores a lo largo de su vida, aunque también en personas con una media de familiares con cáncer elevada. El estudio consiste en un análisis de sangre cuyos glóbulos blancos sirven como muestra para la extracción de ADN. Basándose en las bases de datos mundiales sobre estas mutaciones, se lleva a cabo una búsqueda de estas en el ADN del individuo.

 

En el caso de que la historia familiar estuviese marcada por un determinado cáncer, Cubedo señala que, “se analizan especialmente mutaciones muy determinadas en genes vinculados a ese tipo de tumor”. Es decir, si varios familiares padecen cáncer de mama, el análisis se va a centrar en las mutaciones relacionadas ese tipo en particular.