logo_medicina
Síguenos

Inyecciones de bótox para tratar la migraña crónica

Esta toxina actúa disminuyendo la liberación de mediadores que provocan el dolor

Compartir
Inyecciones de bótox para tratar la migraña crónica

Por Andrea Rivero

8 de abril de 2022

Actividades cotidianas como hacer ejercicio o acudir al trabajo se tornan complicadas para las personas que sufren de migraña, una enfermedad que afecta a más de 5 millones de españoles. Según los expertos, cuando 15 de los 30 días que tiene un mes el paciente sufre esta dolencia, se habla de migraña crónica, algo que padecen 1,5 millones de habitantes en nuestro país.

Según la Organización Mundial de la Salud, se trata de la segunda enfermedad neurológica más discapacitante del mundo, por lo que podemos hablar de algo mucho más serio que un simple dolor de cabeza.

De acuerdo con el doctor Pablo Irimia, neurólogo y coordinador del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN), “la migraña es una enfermedad neurológica, compleja, muy frecuente y que genera una elevada incapacidad en el que la sufre”.

Algunas personas tienen síntomas, conocidos como auras, antes de que el dolor de cabeza comience. Estos pueden ser visuales, del lenguaje, sensitivos o, incluso, motores. Según la SEN, más de un 40% de las personas que padecen migraña está aún sin diagnosticar en España. Además, se trata de la primera causa de discapacidad en adultos menores de 50 años y solo un 17% de los pacientes utiliza la medicación correcta para tratarla.

El tratamiento más común es la utilización de medicamentos preventivos, es decir, aquellos que detienen los síntomas y previenen ataques futuros. “Pueden administrarse por vía oral, es decir, pastillas que se toman una o dos veces al día y que con el tiempo van disminuyendo el número de días de dolor”, aclara el neurólogo.

Uno de los métodos más eficaces para tratar la migraña crónica es el uso de la toxina botulínica o bótox. El doctor Irimia explica que esta toxina “actúa disminuyendo la liberación de mediadores que provocan el dolor”, es decir, obstruye las señales de dolor que los nervios envían al cerebro. Es uno de los tratamientos mejor tolerados por los pacientes al tratarse de una administración trimestral y no diaria. Según el especialista, “en una sesión cada tres meses la medicación se inyecta y el tratamiento inicia su efecto. Esto motiva también que el paciente mantenga la medicación a largo plazo e incrementa su beneficio”.

Este tratamiento se aplica a través de inyecciones en la cara, en la musculatura occipital, en la región temporal de la cabeza y en el cuello. En total 30 puntos diferentes donde se inyecta la toxina con agujas de pequeño tamaño. Es un método recomendado para casi todas las personas que padezcan migraña crónica. “Lo habitual es que se prueben primero fármacos preventivos orales y en caso de fallo se puede recomendar el uso de bótox”, explica Irimia.

Algunas enfermedades que afectan a los músculos son una contraindicación para el uso de bótox, pero “en general es un fármaco muy bien tolerado y es muy poco frecuente que los pacientes abandonen el uso de bótox por efectos adversos”, aclara el neurólogo. El objetivo del tratamiento con bótox es mejorar la calidad de vida del paciente disminuyendo la frecuencia y la intensidad de los episodios.

 



Te puede interesar
luz-fototerapia-esclerosis-multiple
La luz, nueva esperanza para el tratamiento de la esclerosis múltiple
la-ema-advierte-del-peligro-de-tomar-ibuprofeno-y-codeina-en-periodos-prolongados-1664878606234
La EMA advierte del peligro de tomar ibuprofeno y codeína en periodos prolongados
contaminacion-ambiental-1652194072591
Contaminación ambiental