logo_medicina
Síguenos

Crean una inyección de hormonas que revierte los efectos del alcohol en el cuerpo

La hormona llamada factor de crecimiento de fibroblastos 21 (FGF21) logró, en ratones, eliminar los síntomas más habituales causados por la embriaguez

Compartir
Crean una inyección de hormonas que revierte los efectos del alcohol en el cuerpo

Por Andrea Martín

8 de marzo de 2023

Investigadores del Centro Médico de la Universidad Southwestern de Texas (UTSW), Estados Unidos, han descubierto, en ratones, que la hormona llamada factor de crecimiento de fibroblastos 21 (FGF21) acaba con los síntomas más habituales causados por la embriaguez como la pérdida de equilibrio o la coordinación. En concreto, los ratones que fueron inyectados con esta hormona, y que se habían desmayado por el alcohol, recuperaron la sobriedad, la conciencia y la coordinación mucho más rápido que aquellos que no recibieron este tratamiento. "Hemos descubierto que el hígado, no sólo interviene en el metabolismo del alcohol, sino que también envía una señal hormonal al cerebro para protegerlo de los efectos nocivos de la intoxicación, como la pérdida de conciencia y de coordinación", afirma Steven Kliewer, coautor del estudio y del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas (Estados Unidos).

La investigación, publicada en la revista “Cell Metabolism”, también ha demostrado que, al aumentar la concentración de esta hormona mediante una inyección, “se aceleró drásticamente la recuperación de la intoxicación. Esto se debe a que la hormona activa una parte muy específica del cerebro que controla el estado de alerta”, comenta Kliewer.

Según describe el estudio, la hormona FGF21 se induce en el hígado por una serie de tensiones metabólicas; como la deficiencia de proteínas, los azúcares simples y el etanol. En las personas, el etanol es el inductor mas potente de esta hormona. Estudios previos mostraron que esta hormona, para suprimir la intoxicación, se encarga de inducir las señales para beber agua, y así prevenir la deshidratación, y protege contra la lesión hepática inducida por el alcohol.

En definitiva, este estudio demuestra que se puede proteger frente a las intoxicaciones causadas por alcohol gracias a la inyección de esta hormona mientras que se pueden modular diversas funciones cognitivas y emocionales para mejorar la supervivencia en condiciones de estrés. Pero, aún queda por determinar qué efectos ejerce la FGF21 en el metabolismo y si esta actividad se podrá trasladar a humanos.



Te puede interesar
biologos-estadounidenses-premio-princesa-asturias-investigacion-cientifica-tecnica
Los científicos Gordon, Greenberg y Bassler, Premio Princesa de Asturias de Investigación
el-ayuno-intermitente-no-tiene-base-cientifica-segun-los-endocrinos
El ayuno intermitente no tiene base científica, según los endocrinos
consecuencias-mirada-tenebrosa-halloween
Las consecuencias de tener una mirada tenebrosa en Halloween