logo_medicina
Síguenos

Cáncer de esófago, 30 veces más frecuente en pacientes con Esófago de Barrett

El reflujo gastroesofágico provoca este trastorno digestivo, cuyo síntoma principal es el ardor

Compartir
Cáncer de esófago, 30 veces más frecuente en pacientes con Esófago de Barrett

Por Virginia Delgado

28 de mayo de 2024

El Esófago de Barrett es un trastorno digestivo, provocado por el reflujo gastroesofágico crónico, que afecta a la mucosa del esófago. Se trata de una dolencia poco conocida, pero, sin embargo, es considerada potencialmente peligrosa. Los pacientes que la padecen tienen más posibilidades de sufrir cáncer de esófago. “Este tumor es 30 veces más frecuente en estas personas”, manifiesta el doctor Pedro Bretcha, jefe del Servicio de Cirugía del Aparato Digestivo y Oncología Quirúrgica del Hospital Quirónsalud Torrevieja.

La pirosis, conocida coloquialmente como ardor, es el síntoma principal del Esófago de Barrett y puede ser dolorosa. “Es una sensación desagradable, como de quemazón, que asciende y desciende desde la boca del estómago hacia el cuello por detrás del esternón. Con frecuencia, está acompaña de regurgitaciones de contenido gástrico hacia la boca”, explica el doctor Juan Antonio Casellas, jefe del Servicio de Aparato Digestivo y Endoscopia Avanzada de Quirónsalud Alicante.

Como en todas las enfermedades, la detección temprana de este trastorno digestivo es primordial para tratarlo con éxito. Para confirmar su diagnóstico, se realiza una prueba con sedación y en ayunas, denominada endoscopia digestiva alta. “Consiste en insertar un tubo pequeño a través de la boca, progresar hacia el esófago y analizar si existe un cambio en las células del esófago distal, justo en la unión con el estómago”, señala el doctor Juan Antonio Casellas. Con el aspecto del conducto, el médico puede conocer la existencia de Esófago de Barret. No obstante, el diagnóstico sólo se puede confirmar con pequeñas muestras de tejido, una vez analizadas en un laboratorio de anatomía patológica. “En caso de ser positivo, se recomienda repetirla regularmente para poder detectar el posible cáncer en una fase temprana y potencialmente curable”, añade el especialista en Aparato Digestivo de Quirónsalud Alicante.

Tratamiento

Nueve de cada diez pacientes tratados con cirugía antirreflujo consigue aliviar los síntomas del reflujo gastroesofágico, y solo un 15% tiene alguna reincidencia transcurridos cinco años. Por esta razón, se aconseja realizar una laparoscopia para su tratamiento. “La intervención se realiza bajo anestesia general y consiste en construir un manguito completo o parcial con el estómago alrededor del esófago, colocándolo debajo del diafragma. Para ello, se realizan incisiones de pocos milímetros para acceder al abdomen a través del laparoscopio, que se conecta a una pequeña cámara de vídeo obteniendo una visión completa de la cavidad abdominal”, señala el doctor Pedro Bretcha. La reducción del dolor postoperatorio, el breve ingreso hospitalario, las pequeñas cicatrices y una rápida vuelta a la vida normal son las principales ventajas del abordaje laparoscópico.



Te puede interesar
el-asma-no-tiene-edad-pero-si-consecuencias-1651576582402
El asma no tiene edad, pero sí consecuencias
sanidad-plan-antitabaco-monografico
Falta de consenso entre Sanidad y las comunidades para el plan antitabaco
sanidad-prohibira-tabaco-calentado-sabores
Sanidad prohibirá el tabaco calentado de sabores e incluirá advertencias sanitarias