logo_medicina
Síguenos

El aceite de orujo de oliva reduce el colesterol y mejora la sensibilidad a la insulina

España es el primer productor mundial de este tipo de aceite que tiene una composición rica en ácido oleico y con compuestos bioactivos de alto interés nutricional

Compartir
El aceite de orujo de oliva reduce el colesterol y mejora la sensibilidad a la insulina

Por Andrea Rivero

25 de enero de 2023

Investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han demostrado cómo el consumo regular de aceite de orujo de oliva puede tener efectos positivos en la salud cardiovascular y en enfermedades asociadas, como la diabetes y la obesidad, ya que disminuye el colesterol y mejora la respuesta a la insulina. 

España es el primer productor mundial de este tipo de aceite que tiene una composición rica en ácido oleico y con compuestos bioactivos de alto interés nutricional. 

Hasta la fecha, el efecto que tiene este aceite en las personas no se había estudiado, “por ello, nos propusimos evaluar el impacto de su consumo diario en la salud cardiovascular y en dos patologías asociadas como son la diabetes y la obesidad, tanto en consumidores sanos como en personas con riesgo cardiovascular”, indica Laura Bravo Clemente, investigadora del CSIC en el ICTAN. 

Resultados positivos 

Durante más de cuatro años el equipo de investigación realizó dos estudios clínicos con 132 voluntarios comparando sus resultados con los efectos del aceite de girasol y el aceite de girasol alto oleico. “Distribuimos aleatoriamente a los participantes en dos grupos para consumir bien el aceite de orujo de oliva o el aceite control durante cuatro semanas. Pasado este tiempo, se cruzaron los participantes para consumir el otro aceite durante el mismo tiempo. Los voluntarios desconocían el aceite que nosotros le proporcionábamos en cada etapa y que consumían a razón de 45 gramos al día. Además tenían restringido el consumo de otras fuentes dietéticas grasas”, explica la investigadora del CSIC en el ICTAN, Raquel Mateos Briz.

Los datos que han obtenido son muy positivos ya que observaron una mejora en el perfil lipídico en sangre, tanto en el grupo de sujetos sanos como en el grupo de riesgo. Presentaron un descenso de los niveles de colesterol total y de las lipoproteínas de baja densidad (colesterol malo). Además, también disminuyó el perímetro de cintura en los dos grupos analizados, un marcador esencial en la evaluación de las personas con obesidad. También evidenciaron un descenso en los niveles de insulina y en el índice de resistencia a la insulina (HOMA-IR), asociados a un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad, mejorando en cambio la sensibilidad de los tejidos a insulina, lo que podría implicar un menor riesgo de padecer diabetes.

Diferencias con el aceite de oliva

El aceite de orujo de oliva se obtiene con la grasa que queda adherida a los restos de la extracción del aceite de oliva extra y refinado, y con los residuos de huesos y pieles de las aceitunas. Este tipo de aceite representa alrededor de un 10% del total del aceite de oliva producido en España. A diferencia del aceite de oliva virgen, que se obtiene por procesos de prensado y filtrado naturales, el aceite de orujo debe ser sometido a procesos químicos, con el uso de disolventes y su posterior refinado para hacerlo comestible, al igual que ocurre con los aceites de semillas. 

 

 

 



Te puede interesar
el-cambio-climatico-provocara-unas-250.000-muertes-mas-al-ano-segun-la-oms
El cambio climático provocará unas 250.000 muertes más al año, según la OMS
los-ultimos-tratamientos-para-lucir-figura-1654166878094
Los últimos tratamientos para lucir figura
recomendaciones-para-afrontar-la-ola-de-calor-1657624336271
Recomendaciones para afrontar la ola de calor