logo_medicina
Síguenos

Lujuria en el hospital

Compartir
Lujuria en el hospital
Foto de Brandon Holmes en Unsplash

Por Peter BABEL

9 de octubre de 2023

Hay una larga y tradicional leyenda sobre esa soledad de la guardia hospitalaria, cuando los enfermos están sedados con calmantes y somníferos, y pasan las horas con la lentitud de los crepúsculos, pero en la noche cerrada. La revista “The Lancet” ha actualizado esa leyenda con, al parecer, más de 300 casos de posible acoso y abuso, en su totalidad de machos sobre hembras.

Es un detalle porcentual que me llama la atención, y que revelaría una sociedad sanitaria exclusivamente heterosexual, o bien, que los y las homosexuales no denuncian el posible acoso o abuso. Ni una enfermera atacando a una médico, ni un médico sintiéndose abusado por otro. Al margen de que, al parecer, la homosexualidad, no existe, lo que sí existe es bastante indiferencia por parte de las jerarquías hospitalarias en las raras veces en que estos casos se denuncian. También es cierto que, eso que podríamos denominar “lujuria hospitalaria”, se produce sin testigos y suele ser la palabra del denunciado contra la palabra de la denunciada. Difícil situación, porque la base legal de la democracia estriba en que se considera a todas las personas inocentes, mientras no se demuestre lo contrario, aunque, de hecho, se haya abierto un peligroso camino por el que el macho debe demostrar la inocencia, mientras la acusación femenina no necesita pruebas, considerando que una mujer jamás puede presentar una denuncia falsa.

Me imagino que este comentario me costará alguna advertencia por parte de los dirigentes de “Medicina Responsable”, y la nula simpatía de las médicos y las enfermeras. No me importa. Y, como prueba de que no me importa, narraré un turbio asunto en un hospital provincial, donde hubo un caso en que sucedía todo lo contrario: una enfermera se insinuaba de manera insistente y clara a un joven médico casado, y éste hubo de pedir el traslado, lo que le ocasionó, a la larga, trastornos tanto en el ámbito profesional, como en el matrimonial. Lo más parecido a un macho mentiroso es una hembra mentirosa, y al contrario. Es decir, que se deben tomar en serio las denuncias, y se deben investigar con garantías para que los malvados, y las malvadas, no tengan fácil producir injusticias.



Te puede interesar
juez-senala-abalos-iintermediario-trama-presuntas-comisiones-ilegales-venta-mascarillas
El juez señala a Ábalos como “intermediario” de la trama de las presuntas comisiones ilegales por la venta de mascarillas
sanidad-activa-plan-contra-calor
Sanidad activa el plan contra el calor
heavy-metal-estimula-cerebro-pacientes-uci
El heavy metal, la mejor música para estimular el cerebro en pacientes sedados