logo_medicina
Síguenos

Burocracia hasta la muerte

Compartir
Burocracia hasta la muerte

Por Luis del Val

1 de julio de 2024

De cada tres personas que piden acogerse a la ley que regula el derecho a la eutanasia, una muere antes de que le den permiso para darse de baja, de manera voluntaria, en el Registro Civil. Suelen ser personas de avanzada edad o adultos con enfermedades muy dolorosas, pero la burocracia exige un proceso administrativo, en el que también hay la exigencia de un periodo de reflexión y, entre unos trámites y otros, el anciano deja de existir, aguardando que le den permiso para no existir.

En contraste con ello, una chica menor, a sus 16 años, sin consultar con sus padres y sin que se enteren del suceso, puede dirigirse a un hospital y solicitar que interrumpan el proceso biológico que se ha iniciado en su cuerpo, y le extraigan el feto que lleva en su vientre. Sin ningún expediente administrativo. Otrosí, el intento razonable de la Comunidad de Madrid, tratando de que los menores de edad que quieran cambiar de sexo, antes de que comience un tratamiento hormonal irreversible, pasen por un periodo de reflexión, y la asistencia previa de un médico y de un psicólogo, está considerado por el actual Frente Popular, como retrógrado y poco progresista. En síntesis, caminamos hacia una sociedad, en la que las chicas menores pueden abortar con facilidad; los menores –que no pueden comprar una cajetilla de tabaco o beber alcohol en lugares públicos– pueden decidir cambiar de sexo… mientras los afectados de una dolorosa y larga enfermedad deben esperar turno, y eso que en veinte años, en España, habrá dificultades para poder pagar las pensiones, y habrá dificultades porque cada vez se aborta más, hay más perros que niños y, desde luego, el porcentaje de personas mayores aumenta tanto que no llegará el dinero para atenderlas a todas.

Hace un par de años, Chie Hayakawa dirigió la película ‘Plan 75’, en la que el Gobierno japonés, ante una situación semejante –demasiados viejos y escasez de niños– estimulaba que las personas mayores solicitaran la eutanasia al cumplir los 75 años, más progresismo no se puede pedir. La vida podrá pasar, de la ilusión de sacarte el carné para conducir un coche eléctrico a la gran seguridad que producirá, nada más cumplir los 75 años, tener derecho a marcharte, eligiendo la fecha.

Si implantáramos esto en España habría que arreglar el problema de la burocracia, y contar con las excepciones de los separatistas catalanes que, dada su singularidad, dejarían el privilegio para que se lo repartieran el resto de autonomías.

Artículo publicado en el diario ABC.



Te puede interesar
aragon-propone-contratos-incentivos-mir-familia-plazas-dificil-cobertura
Aragón propone contratos de tres años para los MIR que opten a plazas “de difícil cobertura”
urologia-especialidad-evolucionado
"La urología ha sido la especialidad que más ha evolucionado"
salud-elecciones-generales
Así puede afectar a nuestra salud que las elecciones generales se celebren en verano