logo_medicina
Síguenos

Día Mundial del Alzheimer

Vivir con alzhéimer: cuando olvidas cómo llegar a casa

Joaquina García es una de las 800.000 personas que padecen alzhéimer en nuestro país. Con 59 años obtuvo su diagnóstico y, aunque confiesa que fue difícil creer que pudieran diagnosticarle la enfermedad antes de los 60 años, lo ha afrontado con firmeza y esperanza

Compartir
imagen banner

Por Andrea Rivero

21 de septiembre de 2022

No recordar tu nombre, ni dónde vives, ni siquiera qué profesión tienes. Y, lo más doloroso; olvidar los nombres, e incluso las caras, de tus familiares y amigos. Llegar a un momento en el que todos tus recuerdos, aquellos que dan forma a tu vida, desaparecen y te quedas completamente solo.

Esta es la situación que viven millones de personas en todo el mundo. Es más, el alzhéimer supone más del 60% de los casos de demencia a nivel mundial.

Esta enfermedad neurodegenerativa es conocida, principalmente, por hacer que la persona tenga pérdidas de memoria. Esto se produce por una afección degenerativa de las células cerebrales, las neuronas, que va progresando poco a poco con el paso de los años.

De acuerdo con los expertos, se diferencian tres fases en la evolución de la enfermedad. En una primera etapa se produce pérdida de memoria y desorientación temporal espacial. Tras esta, la persona tiene dificultades para vestirse, pierde fluidez al hablar y necesita ayuda para realizar actividades cotidianas. Por último, en la fase más avanzada, deja de hablar, no reconoce a sus allegados, experimenta variaciones en la personalidad y presenta incontinencia urinaria y fecal. También manifestará rigidez muscular que, progresivamente, impedirá que pueda moverse.

Vivir con alzhéimer
En España, se calcula que hay aproximadamente 800.000 personas que padecen alzhéimer, según la Sociedad Española de Neurología (SEN). Joaquina García es una de estas personas. Con 59 años obtuvo su diagnóstico, “es difícil creer que antes de los 60 años tengas alzhéimer, cuando te pasa, no te lo crees, o no te lo quieres creer”.

Joaquina García, paciente de alzhéimer Olvidar cosas sencillas y comunes del día a día es una de las señales de alerta. Joaquina cuenta que, “tenía algunos olvidos significativos que con anterioridad no los había tenido; los nombres de mis niños en el colegio, el camino de ida y vuelta al trabajo…”. De acuerdo con el SEN, entre un 30% y un 40% de los casos de alzhéimer está sin diagnosticar. “El médico de cabecera me derivó pronto al neurólogo, quien lo vio claro porque me pidió que me pensase si quería hacerme una punción lumbar”.

El miedo a olvidar toda una vida hace que esta enfermedad sea de las más temidas. Joaquina ya había vivido la enfermedad de cerca con su padre, “entonces confieso que sí tuve miedo, pero ahora que el diagnóstico ha sido para mí, creo que lo he afrontado con firmeza y pensando que puede haber una solución en un futuro no muy lejano”.

Por lo general, esta afección se trata con fármacos que ayudan en cuanto a los síntomas de memoria y los cognitivos. García indica que “al poco de diagnosticarme entré a formar parte de un estudio-ensayo en el que he estado durante cinco años. En él se me ha tratado con un medicamento que ha sido muy positivo para mí y que se aprobó el año pasado en EEUU y no en Europa”. Pero, como a otros pacientes con alzhéimer, su tratamiento habitual se basa en donepezilo y memantina. Más allá de lo químico, su familia ha sido parte indispensable para afrontar los retos que vive, “en ellos he encontrado el apoyo definitivo para sentirme segura y seguir adelante con mi vida”.



Te puede interesar
noticia_relacionada
Humanizar los hospitales con música
noticia_relacionada
La “hormona del amor” podría ayudar a recuperar el corazón tras un infarto
noticia_relacionada
16 millones de euros para Salud Mental