logo_medicina
Síguenos

Fallece el primer paciente que recibió el trasplante de un cerdo

Compartir
imagen banner
David Bennett en compañía del cirujano que le operó

Por Gema Puerto

15 de marzo de 2022

Tras dos meses de recuperación, finalmente David Bennett, de 57 años, falleció. Cuando se le trasplantó el corazón de un cerdo no tuvo otra opción. Era eso, o morir, y cuándo la desesperación llamó a su puerta fue capaz de todo. Aunque las posibilidades de su supervivencia a largo plazo no estuvieran claras. "Sé que es un tiro en la oscuridad, pero es mi última opción", explicó Bennett, de 57 años, un día antes de la cirugía.


Someterse a una intervención de trasplante del corazón de este calibre no es una cuestión baladí. Los intentos previos en este tipo de trasplantes-conocidos como xenotrasplantes- han fracasado. El cuerpo humano rechaza rápidamente los órganos de los animales. Como ya ocurrió en 1984, cuando una niña recibió el corazón de un babuino y falleció a los 21 días de la operación.

Qué es un xenotrasplante
El
 doctor Muhammad Mohiuddin, director científico del programa de xenotrasplantes de la Universidad de Maryland dónde se realizó la intervención, incidió en la importancia de este hito para la medicina: "si esto funciona, habrá un suministro inagotable de estos órganos para pacientes que sufren".

Los científicos son conscientes de que hay una enorme escasez de órganos humanos para trasplantes, por eso esta operación de ingeniería genética de ADN, consistente en retirar del corazón del porcino el azúcar alfa gal de sus células para que no produjese rechazo en Benett, es tan crucial y pionera.

Revivicor es la empresa que ha suministrado el corazón modificado genéticamente y que ahora se dedica a criar cerdos para trasplantes de órganos. Esta compañía, con sede en Blacksburg (Virginia), se fundó en 2003 a partir de la compañía británica PPL Therapeutics, implicada a su vez en la creación de la oveja Dolly, el primer mamífero clonado a partir de una célula adulta.

Una intervención controvertida
Cuando se realizó el trasplante, la
directora general de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) de España, Beatriz Domínguez-Gil,  explicó que esta había sido "una noticia muy importante desde el punto de vista científico".

En España ya se hicieron con anterioridad dos programas de xenotrasplantes de cerdos transgénicos a babuinos, en Murcia y A Coruña, pero los ensayos se pararon por cuestiones morales.  

Esta cirugía aclamada como un avance médico que podría acortar los tiempos de espera de los trasplantes y cambiar la vida de pacientes en todo el mundo también ha sido muy cuestionada a nivel ético. 

 

Los xenotrasplantes conllevan grandes riesgos, desde la muerte del paciente, hasta el rechazo de los órganos trasplantados de procedencia animal por parte del receptor de la donación.

 

También hay controversia relacionada con motivos religiosos (no hay que olvidar que la religión musulmana y la judía rechazan estos trasplantes), y controversia relacionada con el bienestar animal. Animal Aid, con sede en Reino Unido ya ha manifestado su oposición a este tipo de cirugías porque "los animales son manipulados genéticamente para ser asesinados y sus órganos extraídos".

 

El tiempo dirá. Tarde o temprano todas estas posiciones tendrán que evaluarse para llegar al mejor acuerdo posible en busca de salvar el mayor número posible de vidas humanas.

 

 

 

 

 

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Te puede interesar
noticia_relacionada
Las vacunas ARN mensajero
noticia_relacionada
Comienza la adjudicación de las plazas MIR
noticia_relacionada
Adiós a las cuarentenas