logo_medicina
Síguenos

Día Mundial de la Salud

¿Qué papel juega la OMS en la sociedad actual?

Compartir
imagen banner

Por Andrea Rivero

5 de abril de 2022

Durante estos dos últimos años las siglas OMS han estado en dos de cada tres noticias por culpa de la Covid-19. ¿Pero, qué papel juega en la sociedad?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es un organismo dependiente de las Naciones Unidas integrado por 194 estados miembros y con un objetivo común: promover el grado máximo de salud para todas las personas.

Fundada en abril de 1948, lleva 74 años velando por la salud mundial, por servir a las poblaciones vulnerables y por preservar la seguridad mundial. Estos tres objetivos fundamentales se alcanzan a través de los conocimientos y de materiales de referencia realizados por los principales expertos en salud de todo el mundo.

Durante el periodo 2020-2021 la OMS se marcó el objetivo de los tres mil millones: mil millones de personas más protegidas frente a emergencias sanitarias y con mejor salud y bienestar. y cobertura sanitaria universal para mil millones más.

La OMS durante la pandemia

Nadie esperaba una pandemia mundial en pleno siglo XXI, nadie menos algunos expertos independientes. A la organización se la criticó por su lenta respuesta. Algunos científicos indicaron que desde los casos de neumonía de origen desconocido que se notificaron en diciembre de 2019 hasta que se actuó en marzo pasó demasiado tiempo. Y el mes de febrero podía haber sido clave para controlar el virus.

Sin embargo, la OMS si avisó meses antes de la aparición del virus. Tras una resolución de la Asamblea de la Salud, que pedía una revisión independiente, imparcial y exhaustiva de las enseñanzas y experiencias extraídas de la pandemia actual, se creó el Panel Independiente de Preparación y Respuesta a la Pandemia. En 2021 salió a la luz el informe “COVID-19: que sea la última pandemia”, elaborado por dicho panel, en el que se mencionan los déficits que hubo a la hora de llevar acciones a cabo:

-     Durante años, los expertos avisaron de una futura pandemia y no se hizo nada al respecto.

 

-     Tras detectar los casos de neumonía en China, los procedimientos formales de notificación y declaración de emergencia, siguiendo el reglamento internacional, fueron muy lentos y no se generó una respuesta rápida.


-     Una vez declarada la emergencia de salud pública internacional, el 30 de enero de 2020, muchos países decidieron esperar a ver cómo evolucionaba la situación en lugar de establecer una estrategia.

 

-     La falta de planificación y las deficiencias en materia de protección social han hecho que la pandemia aumente las desigualdades.

 

-     Existió ausencia de liderazgo mundial y coordinación.

 

-     Faltó financiación específica para la magnitud de lo que estaba sucediendo.  

No todo son puntos negativos. Durante esta pandemia también han destacado puntos fuertes. El esfuerzo inquebrantable de todos los sanitarios del mundo es el principal. Pero, además, otros puntos como el desarrollo de vacunas eficaces a una velocidad nunca vista, el libre acceso a datos y a la colaboración científica mundial, algunas respuestas nacionales fueron satisfactorias y que el éxito sobre el control del virus no dependió de la riqueza de los países.  

A raíz de estos datos los expertos han solicitado que se cree un Consejo Mundial sobre Amenazas para la Salud. Además, también solicitan que se establezca un sistema de vigilancia global que le dé a la OMS autoridad para publicar datos sobre posibles brotes pandémicos.

Financiación y neutralidad

La financiación de la OMS siempre ha sido motivo de debate. En la actualidad, viene de dos fuentes principales: las cuotas que pagan los países miembros y las donaciones de empresas privadas. Más concretamente, “procedentes de los Estados Miembros, en gran parte, y también de otras organizaciones de las Naciones Unidas, organizaciones intergubernamentales, fundaciones filantrópicas, el sector privado y otras fuentes”, según su web.

Para muchos, es imprescindible preservar su neutralidad e independencia política y, para ello, sería necesaria una reforma adicional que le permita convertirse en el verdadero guardián de la salud mundial. Según la propia OMS, las cuotas de los países miembros cubren menos del 20% del presupuesto total. Por lo que, las entidades privadas tienen bastante peso en la organización y, por tanto, tienen influencia en las decisiones que se toman.  



Te puede interesar
noticia_relacionada
"La humanización es una estrategia fundamental en los hospitales"
noticia_relacionada
¿Por qué el calor nos hace engordar?
noticia_relacionada
Diabesidad, la suma de la diabetes y la obesidad