logo_medicina
Síguenos

Hacia una humanización del parto

El Hospital 12 de Octubre está llevando a cabo la implantación de un nuevo modelo de paritorios mucho más deshospitalizados

Compartir
imagen banner

Por Julia Porras

4 de mayo de 2022

El Hospital Universitario 12 de Octubre ha visto nacer a 250.000 niños en su historia desde que se construyó su área de paritorios en 1980. En este hospital se asisten cada año más de 4.000 partos y, aunque la zona de paritorios ha sufrido varias reformas, no se ajustaba a los cánones actuales del proceso asistencial de parto. Los espacios eran independientes y se dividían en salas de dilatación y salas de paritorio. El proceso asistencial actual se concibe de forma integral, en dependencias únicas que incluyen ambas áreas.

Por ello, en una superficie total de 720 metros cuadrados, que incluirá el área Obstétrica y el área de Expectantes, se pondrá en marcha el nuevo sistema integral, donde se unirán el momento del parto y el de la recuperación en la misma sala. Este sistema integral se desarrolla ya en seis de las 11 salas UTPR (unidades de Trabajo de Parto y Recuperación) que serán completadas en la segunda fase del proyecto. De estas 11 UTPR, siete serán para parto vaginal sin complicaciones, y dos más dimensionadas y equipadas para partos de riesgo o complejos. Otras dos se ubicarán en un espacio algo separado de las demás, porque en ella ingresarán las pacientes con riesgo de parto prematuro, interrupciones voluntarias de la gestación o partos de fetos fallecidos, que son casos más complicados.

También desde estas salas se podrá acceder a dos bañeras obstétricas que permitirán llevar a cabo partos en el agua. Por otro lado, existe un espacio para el trabajo y descanso de los profesionales de la obstetricia y enfermeras.

Todas las salas UTPR contarán con luz y ventilación natural, además de una sala para la relajación de padres y acompañantes, una entrada que separa el pasillo del área de parto mediante una cortina para más intimidad, un área de trabajo para la matrona, un área de descanso con cabecero de gases y cama obstétrica, un aseo con ducha y, lo más novedoso, un área de movimiento donde las parturientas podrán hacer uso de equipamiento específico para ayudarlas en el trabajo del parto, como una silla de parto, una liana y una pelota, entre otros elementos.


Este proyecto es una apuesta por la creación de lugares para dar a luz más seguros, con un ambiente distinto, más humanizado y agradable, dando calidad, seguridad y confort a las madres y sus bebés.



Te puede interesar
noticia_relacionada
¿Qué son las “células zombies” de nuestro cuerpo?
noticia_relacionada
Gorros contra la caída del pelo causada por la quimioterapia
noticia_relacionada
Las Urgencias de la Comunidad de Madrid reabren en octubre