logo_medicina
Síguenos

En el agua, precaución

Al año fallecen más de 400 personas en España como consecuencia de un ahogamiento en piscina o playa

Compartir
En el agua, precaución

Por Julia Porras

20 de junio de 2022

Los ahogamientos son una causa de muerte habitual en la época estival. Según un informe de la OMS, es una de las 10 principales causas de muerte por lesión no intencionada en niños y jóvenes en todo el mundo, siendo la piscina el escenario más habitual para este tipo de accidentes.

Con la llegada de las altas temperaturas tenemos muchas opciones para bañarnos o practicar algún tipo de deporte acuático:  piscinas, el mar, lagos, pantanos, ríos… la oferta es muy amplia. Pero estas opciones pueden resultar peligrosas en ocasiones sino se toman las precauciones necesarias. Las consecuencias más habituales de un mal uso de las opciones acuáticas son ahogamientos, traumatismos craneales, lesiones medulares y, por último, la muerte.

La mayoría de los accidentes se producen por cometer imprudencias o por un descuido en la vigilancia de menores que están en el agua. Según los expertos, un niño pequeño puede ahogarse en tan solo 2 cm de agua, en una bañera o en una piscina hinchable. Por eso nunca debes dejarles solos.

 Las recomendaciones de los expertos para evitar estas consecuencias son las siguientes

1.   Las personas adultas deben vigilar de forma constante y de cerca a los menores, tanto cuando están en el agua o se encuentran jugando cerca de ella. La misión del socorrista es el rescate, la vigilancia de los menores es responsabilidad de la persona adulta responsable de su cuidado.

2.   Hay que utilizar un chaleco salvavidas si no se sabe nadar o, aunque se sepa nadar, cuando se practique un deporte náutico.

3.   Es mejor bañarse en zonas vigiladas por socorristas, tanto en el mar como en las piscinas.

4.   Respetar el significado de las banderas y las indicaciones de los socorristas es fundamental. Nunca hay que bañarse con bandera roja.

5.   No consumir alcohol ni otras drogas cuando se vaya a realizar cualquier tipo de actividad en el agua.

6.   Salir enseguida del agua si se siente cansancio, frio o si se ha estado mucho tiempo en el agua.

7.   Bañarse siempre en compañía y nunca de noche.

8.   Evitar bucear o saltar en aguas turbias. Es importante antes de saltar conocer la profundidad del agua.

9.   Evitar bañarse en zonas de corrientes y tener cuidado con el uso de hinchables, ya que pueden arrastrarnos hacia dentro del mar. Si hay corriente hay que nadar en paralelo a la playa y, en caso de cansancio, nadar de espaldas moviendo solamente las piernas hasta llegar a la orilla.

10. En la piscina evitar que los niños y niñas jueguen, corran o se empujen en el borde. Pueden caerse de mala manera y lesionarse o golpearse la cabeza y quedar inconscientes.

11. Tener cuidado con las rejillas de desagüe. Es mejor no manipularlas ni acercar partes del cuerpo a ellas, pueden succionarnos.

12.  Las piscinas deben contar con un vallado perimetral para impedir el acceso de los menores sin vigilancia. Hay que tener especial cuidado en piscinas privadas e hinchables.
Refrescarse sí, pero con cuidado.

 



Te puede interesar
andalucia-implanta-en-los-centros-de-salud-analisis-clinicos-con-resultados-inmediatos-1665656879091
Andalucía implanta en los centros de salud análisis clínicos con resultados inmediatos
semana-mundial-de-la-inmunizacion-1650971087819
Semana Mundial de la Inmunización
ley-aborto-medicos-objetores-contra
“Es sectario eliminar a los médicos objetores de los comités clínicos de los abortos”