logo_medicina
Síguenos

Elaboran un mapa de riesgo cardiovascular gracias al Big Data

A través de valores como la edad, el género, la tensión, el colesterol o padecer diabetes se calculan los riesgos cardiovasculares para alertar a pacientes y a sus médicos de Atención Primaria

Compartir
imagen banner

Por Andrea Rivero

2 de junio de 2022

La alta prevalencia de las enfermedades cardiovasculares en la sociedad es un hecho y una preocupación. Son la primera causa de muerte en el mundo y también en España. Por este motivo, los Hospitales de Quirónsalud, integrados en la red pública madrileña, han creado un mapa de riesgo cardiovascular que utiliza las nuevas tecnologías como el Big Data y la inteligencia artificial para su detección temprana en los pacientes de su área de referencia.

Esta proyección se ha desarrollado a través de un modelo predictivo que recoge datos clínicos y demográficos de los pacientes para elaborar un mapa de riesgos e informar sobre la probabilidad de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Los datos que se almacenan se comparten con los pacientes de riesgo y los profesionales de Atención Primaria correspondientes.

De acuerdo con el doctor Óscar Gómez, director de continuidad asistencial de la red de centros integrados en la red pública madrileña de Quirón, “el objetivo principal es conocer el riesgo cardiovascular de la población de sus zonas de influencia, informar y alertar precozmente a los pacientes, así como a sus médicos de Atención Primaria, en caso de anomalías o signos de alerta, y ofrecer recomendaciones sobre hábitos de vida saludables que contribuyan a reducir a largo plazo las probabilidades de sufrir una enfermedad asociada al corazón o a los vasos sanguíneos”.

La red de centros congrega los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz, Rey Juan Carlos, Infanta Elena y General de Villalba. Los datos que arroja este sistema permiten determinar automáticamente si existe un riesgo alto, medio o bajo de que la persona tenga la enfermedad o la desarrolle.

El doctor Jesús Fernández-Tabera, director de continuidad asistencial en el Hospital de Villalba, “la unión de tecnología y salud digital permite desarrollar un modelo predictivo que, a través de diferentes algoritmos, aprovecha los datos que constan en las historias clínicas de los pacientes, incluyendo los que ellos mismos introducen a través de nuestra web, para obtener un valor que indica la probabilidad de que un paciente sufra un evento cardiovascular como un infarto, una angina de pecho o una muerte súbita en los próximos años”.

De esta manera, estos centros impulsan medidas de prevención y estilo de vida saludable para mejorar la salud y la experiencia de sus pacientes.



Te puede interesar
noticia_relacionada
El secreto de la longevidad en una máquina de gusanos
noticia_relacionada
Tres niños ingresados en España debido a una hepatitis aguda de origen desconocido
noticia_relacionada
María Isabel Moya seguirá al frente de la vicepresidencia primera del CGCOM