logo_medicina
Síguenos

Chocolate para el corazón

Compartir
Chocolate para el corazón

Por Andrea Rivero

30 de marzo de 2022

Una investigación del CSIC demuestra que la mezcla de cacao y algarroba podría tener una función protectora ante problemas cardíacos asociados a la diabetes tipo 2. Este avance abre la puerta a tratamientos que combinen el control de la diabetes y la función cardíaca de los pacientes.  

Las investigadoras han expuesto que la mezcla de cacao y algarroba sin azúcar amplifica su efecto en combinación con la metformina, que es el medicamento que más se utiliza para tratar la diabetes tipo 2. Aunque existen numerosos fármacos para el control glucémico de los pacientes con este tipo de diabetes, pocos son los que logran prevenir las patologías del corazón.

Varios estudios han confirmado que el consumo de cacao es beneficioso para la salud. Uno de los más recientes, elaborado por científicos alemanes y publicado en la revista European Heart Journal, concluye que cantidades bajas de chocolate producen niveles inferiores de presión arterial. Por lo que podría ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares. En cambio, las propiedades de la algarroba no son tan conocidas entre la población.

De acuerdo con María Ángeles Martín, investigadora principal del estudio y del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN), “ambos alimentos presentan gran cantidad de antioxidantes, como los polifenoles, y son ricos en fibra. La algarroba contiene D-pinitol, un polialcohol para el cual se han sugerido numerosos efectos beneficiosos en la salud. Por lo tanto, todo este conjunto de sustancias bioactivas con diferentes mecanismos de acción es lo que parece ejercer ese efecto beneficioso”.

El problema que existe con el cacao es que en estado puro su sabor amargo no resulta apetecible para muchas personas y por ese motivo se modifica añadiendo azúcares. Esta alteración conlleva que su perfil nutricional empeore y que las personas diabéticas lo tengan contraindicado.

Según Martín, “para obtener la mezcla empleamos cacao puro desengrasado y una harina obtenida de la vaina de la algarroba muy poco procesada, para mantener al máximo sus propiedades saludables. La elección de la proporción en la mezcla se realizó teniendo en cuenta el aporte saludable de cada uno y también su aceptación sensorial que se llevó a cabo mediante un análisis con voluntarios”. 

A raíz de esto el equipo de investigadoras desarrolló junto a científicos del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES, ISCII) y de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), ensayos in vivo en los que se suplementó el producto de cacao y algarroba en ratas. Estos animales padecían diabetes y obesidad y tras administrarles esta mezcla sus niveles de glucosa en sangre mejoraron.  

Martín apunta que, “actualmente estamos realizando un estudio agudo con pacientes diabéticos para comprobar los efectos en los niveles de glucosa y lípidos después de la ingesta de comida”. Su siguiente objetivo es realizar un ensayo crónico de mayor duración para comprobar el efecto del consumo regular de este producto sobre la regulación metabólica en pacientes con diabetes tipo 2.



Te puede interesar
el-catarro-de-verano-1655821256601
El catarro de verano
de-los-aplausos-al-abandono-1652342114228
De los aplausos al abandono
viagra-para-bebes-con-problemas-cardiacos-1649418253338
Viagra para bebés con problemas cardíacos