logo_medicina
Síguenos

Una nueva técnica permite crear vasos sanguíneos e intestinos en laboratorio

Según sus creadores, de la Universidad de Edimburgo, es crucial para desarrollar modelos de tejidos humanos precisos para investigación, dando una alternativa a los modelos animales

Compartir
Una nueva técnica permite crear vasos sanguíneos e intestinos en laboratorio
Un arcoíris microscópico creado con capas ultrafinas de células humanas y la nueva tecnología de biofabricación RIFLE / Dr. Ian Holanda

Por Andrea Rivero

11 de agosto de 2023

Actualmente el bioensamblaje de tejido en capas, que imita tejido humano, presenta grandes desafíos para la ingeniería de tejidos. Las tecnologías de bioimpresión existentes carecen de la resolución y de las densidades celulares necesarias para formar las capas a microescala que se observan comúnmente en estos tejidos. Sin embargo, una nueva técnica ha dado un paso más para acercar a los científicos a la creación real de vasos sanguíneos e intestinos cultivados en laboratorio. RIFLE (ingeniería de capa de flujo interno rotacional) ha permitido que investigadores de la Universidad de Edimburgo puedan construir capas ultrafinas de células humanas en estructuras tubulares.

Este avance es crucial para desarrollar modelos humanos precisos de tejido tubular en capas para su uso en investigación, ofreciendo una alternativa a los modelos animales. De acuerdo con el doctor Ian Holanda, líder del proyecto, “se utilizan los mismos materiales y células que encontramos en nuestros propios cuerpos. Este nivel de precisión es esencial para los investigadores que desean desarrollar nuevos medicamentos e investigar enfermedades, lo que en última instancia reduce la necesidad de experimentos con animales”.

El tejido tubular en capas se encuentra en todo el cuerpo, desde los vasos sanguíneos hasta el tracto digestivo y otros órganos. Puede mostrar múltiples tipos de capas que presentan diferentes propiedades y funciones. Por lo que generar este tipo de tejido de manera artificial es muy complejo. Con RIFLE se inyecta un pequeño volumen de células que contienen líquido en un tubo que gira a alta velocidad, hasta 9.000 revoluciones por minuto. La velocidad de rotación hace que las células se distribuyan uniformemente a través de la superficie interna del tubo y, cuanto más alta sea la velocidad, más finas serán las capas que se creen.

Según los investigadores, la capacidad para crear tejido tubular en capas en el laboratorio de manera económica podría ser una nueva vía para el desarrollo de fármacos. Por ejemplo, los modelos humanos precisos de tejido intestinal podrían permitir a las empresas controlar cómo se absorben los medicamentos tomados por vía oral en el intestino. A pesar de los avances conseguidos hasta la fecha, los desarrolladores de RIFLE advierten que se necesitan más pruebas y estudios clínicos antes de que el tejido cultivado en laboratorio esté disponible para su uso en trasplantes humanos.



Te puede interesar
espanoles-atraviesa-problema-salud-mental
El 22,8% de los españoles atraviesa algún problema de salud mental
derecho-olvido-oncologico-norma-sanchez
Derecho al olvido oncológico ¿en qué consiste la nueva norma anunciada por Sánchez?
actividad fisica caminar rapido reduce mortalidad
Caminar rápido 150 minutos a la semana puede reducir la tasa de mortalidad en un 45%