logo_medicina
Síguenos

Estimular la plasticidad cerebral podría acelerar las mejoras auditivas de los implantes cocleares

Activar una región cerebral concreta mejora la rapidez con la que el cerebro comprende los estímulos que le envía el implante

Compartir
Estimular la plasticidad cerebral podría acelerar las mejoras auditivas de los implantes cocleares

Por Andrea Rivero

23 de diciembre de 2022

A diferencia de los tradicionales audífonos, que amplifican, equilibran y agudizan el sonido entrante, los implantes cocleares mandan señales eléctricas que representan sonidos directamente al cerebro. El problema es que no todas las personas son capaces de comprender esas señales en poco tiempo. Mientras que algunos usuarios comienzan a entender el habla horas después de recibir el implante, otros pueden tardar meses o incluso años. El motivo por el que ocurre esto no está claro, pero ahora, investigadores del centro médico NYU Langone Health de Nueva York han descubierto que activar la capacidad natural del cerebro para adaptarse a nuevas circunstancias, lo que se conoce como neuroplasticidad, mejora la eficacia de un implante coclear para restaurar la pérdida auditiva en ratas sordas. 

La investigación, publicada en la revista Nature, evaluó si estimular el locus coeruleus (LC), una región anatómica del tallo cerebral, mejora la rapidez con la que el cerebro comprende los estímulos eléctricos que le manda el implante coclear y, por tanto, aprende a utilizar el dispositivo más rápido. “Nuestros hallazgos sugieren que las diferencias que encontramos en la neuroplasticidad, particularmente en el LC, pueden ayudar a explicar por qué algunos usuarios de implantes cocleares mejoran más rápido que otros", explica la autora principal del estudio, la neurocientífica Erin Glennon. 

Aprendizaje del cerebro

Los autores entrenaron a 16 ratas con la audición normal para presionar un botón tras escuchar un sonido en concreto y para ignorar el botón si escuchaban otros sonidos y, posteriormente, las ensordecieron mediante cirugía y les colocaron un implante coclear. Tras 15 días de entrenamiento los roedores volvieron a distinguir las melodías. Por otro lado, los investigadores estimularon el LC en un grupo de ratas y en otro no, y comprobaron que los animales que habían sido estimulados tardaron tres días en aprender a usar el implante, mientras que el otro grupo tardó nueve días. 

A nivel cerebral, observaron que la actividad del LC cambió drásticamente a medida que las ratas iban aprendiendo a utilizar los implantes. Es más, cuanto más rápido ocurría este cambio, más rápido aprendían las ratas a realizar la tarea. Según Mario A. Svirsky, coautor del estudio, “dado que nuestro objetivo es activar el locus coeruleus, ahora necesitamos determinar qué mecanismos no invasivos se pueden usar para activar la región del cerebro".

Estimular el LC de las personas

Sin embargo, los autores indican que activar el LC en los humanos podría ser peligroso al estar conectado a muchas regiones del cerebro y regular respuestas importantes, por lo que todavía habría que estudiar en profundidad cómo hacerlo o ampliar los conocimientos para estimular estos circuitos cerebrales de otras formas, por ejemplo, mediante neurotransmisores a nivel coclear. 



Te puede interesar
ema-acelera-comercializacion-vacuna-pfizer-bronquiolitis
Europa acelera la comercialización de la vacuna de Pfizer frente al virus que causa la bronquiolitis
diferencias-entre-la-viruela-del-mono-y-la-humana
Cómo diferenciar la viruela del mono de la humana
superalimentos-para-tu-piel
Superalimentos para tu piel