logo_medicina
Síguenos

Detectan en Valencia el gusano pulmonar de la rata, capaz de originar meningitis

Se trata del primer enclave de Europa continental donde se ha detectado este parásito. En España ya se había manifestado anteriormente en Tenerife y en Mallorca

Compartir
Detectan en Valencia el gusano pulmonar de la rata, capaz de originar meningitis

Por Andrea Rivero

17 de enero de 2023

Un grupo de investigadores españoles ha detectado por primera vez en Europa continental, concretamente en ratas de Valencia, la presencia del parásito Angiostrongylus cantonensis, también llamado gusano pulmonar de la rata. Se trata del principal causante de la meningitis eosinofílica en humanos, una enfermedad que en Europa siempre se ha presentado en personas que habían viajado a zonas endémicas de Asia, África o América Central. En España, ya se había identificado este parásito en 2010 en Tenerife y en 2019 en Mallorca, pero es la primera vez que se detecta en una región continental. 

Si se hace un análisis de los últimos años se puede comprobar que las enfermedades procedentes de los animales cada vez tienen mayor impacto a nivel global: la gripe aviar, la peste porcina, las vacas locas, la Covid o la mpox (viruela del mono) son los ejemplos más recientes. Por ello, muchos científicos se han centrado en el estudio de estas zoonosis y de diversos animales portadores, como las ratas. “Angiostrongylus cantonensis es un parásito de las arterias pulmonares y coronarias de las ratas, y que en las personas puede ocasionar fundamentalmente meningitis eosinofílica, si bien no se conoce ningún caso autóctono en Europa, solamente en personas que viajaron a zonas endémicas (sudeste asiático, Caribe, Pacífico y Sudamérica y sur de los EEUU)”, explica a Medicina Responsable uno de los autores del estudio, el investigador de la Universidad de Valencia, Màrius V. Fuentes. 

La investigación

En esta ocasión, un grupo de investigación de la Universidad de Valencia y de la Universidad de Granada ha encontrado en ratas de alcantarilla y en ratas negras de la región valenciana la presencia de este parásito durante 2021, resultados que han publicado en la revista científica Emerging Infectious Diseases. 

De acuerdo con el investigador, “el estudio de parásitos zoonóticos de ratas en España es muy escaso. Nuestro grupo de investigación (Parásitos y Salud) llevó a cabo un estudio en la ciudad de Barcelona, con interesantes resultados sobre otros parásitos zoonóticos como Leishmania, pero no se halló Angiostrongylus. Hace un año se inició el estudio en la ciudad de Valencia, que ha llevado al hallazgo de este parásito en su hospedador habitual, las ratas tanto de alcantarilla (Rattus norvegicus) como la rata negra (Rattus rattus)”. 

En las primeras 27 ratas que analizaron en Valencia ya encontraron este parásito y, actualmente, con más de 90 ratas de alcantarillas, de jardines y huertas analizadas han detectado un 8,90% de parasitación. 

¿Cómo puede afectar a las personas?

Aunque el primer huésped de este parásito es la rata, es necesario que intervenga otro animal, el caracol. Las larvas de este gusano pulmonar se encuentran en las heces de las ratas que pueden ser ingeridas por los caracoles o, incluso, el propio parásito puede atravesar la pared corporal de estos animales. “La forma de infestarse una persona es comiendo caracoles crudos o poco cocinados que tenga la larva en su interior, o con vegetales crudos que también contengan la larva, en este caso liberada con la baba de caracoles y babosas”, explica Fuentes. Y, como consecuencia, puede causar la meningitis eosinofílica. 

“Esta enfermedad produce una inflamación de la membrana que cubre el cerebro, debido a la infección de los eosinófilos”, explica el director médico de Medicina Responsable, Pedro Gargantilla. Estas células pertenecen al sistema inmune y tienen un papel importante ante reacciones alérgicas o frente a parásitos. Esta meningitis, como su nombre indica “inflama las meninges, una especie de sábana que recubre nuestro cerebro”, añade el doctor Gargantilla y causa un dolor de cabeza intenso que puede desaparecer espontáneamente. Además, otros de los síntomas más comunes son la rigidez y el dolor del cuello, náuseas, vómitos, trastornos visuales y entumecimiento. 

Medidas preventivas 

En este sentido, Fuentes recalca que, “de momento no existe evidencia de parasitación humana, ni su hallazgo sugiere que la vaya a haber”, aun así, los consumidores no pueden obviar las medidas higiénicas básicas que siempre deben seguir con los alimentos. “Los vegetales que se consumen crudos precisan una limpieza concienzuda bajo el chorro de agua del grifo y evitar la presencia de caracoles u otros invertebrados que puedan estar presentes, debería ser suficiente. El consumo de caracoles, siempre que se consuman bien cocinados, no supone ningún problema”, añade.

Aunque por el momento no consideran necesarias medidas sanitarias adicionales, sí sugieren “que la profesión médica considere la posibilidad de parasitación por Angiostrongylus cantonensis en casos de meningitis que no tengan un origen vírico o bacteriano”, concluye el investigador Fuentes. 



Te puede interesar
madrid-pone-en-manos-de-las-enfermeras-la-atencion-al-paciente-ante-la-ausencia-de-medicos-1654603853370
Madrid pone en manos de las enfermeras la atención al paciente ante la ausencia de médicos
el-hospital-gregorio-maranon-inaugura-un-centro-pionero-para-tratar-las-adicciones-a-las-nuevas-tecnologias-y-a-las-redes-sociales-1658919202051
El Gregorio Marañón inaugura un centro para tratar las adicciones a las nuevas tecnologías
dia-internacional-de-la-enfermera-1652357503794
Día Internacional de la Enfermera