logo_medicina
Síguenos

La contaminación del tráfico afecta a la función cerebral de las personas

Investigadores canadienses han realizado el primer estudio que proporciona la primera evidencia de estos efectos nocivos en humanos

Compartir
La contaminación del tráfico afecta a la función cerebral de las personas

Por Andrea Rivero

25 de enero de 2023

Asma, bronquitis, arritmias, ataques cardiacos, estrés, ansiedad…estos son algunos de los efectos nocivos más conocidos que la contaminación del aire causa en las personas. Pero ahora, investigadores de la Universidad de Columbia Británica y de la Universidad de Victoria, en Canadá, han realizado el primer estudio en el mundo sobre los efectos que presenta esta contaminación, más concretamente la provocada por el tráfico, en el cerebro de las personas, y han demostrado que esta exposición, aunque sea de pocas horas, puede afectar a las funciones cerebrales. "El estudio proporciona una nueva evidencia que respalda una conexión entre la contaminación del aire y la cognición”, expone el doctor Chris Carlsten, director del departamento de medicina respiratoria de la Universidad de Columbia Británica.

Los hallazgos, publicados en la revista científica Environmental Health, han mostrado que solo dos horas de exposición a los gases de escape del diésel provocan una disminución de la conectividad funcional del cerebro, es decir, afecta a cómo las diferentes áreas del cerebro interactúan y se comunican entre sí. Mediante un experimento controlado con personas han podido demostrar que la contaminación del aire puede inducir a alteraciones de la conectividad de la red cerebral

Para realizar este estudio, los investigadores expusieron a 25 adultos sanos a gases de escape de diésel y a aire filtrado en diferentes momentos en un entorno de laboratorio. Además, midieron su actividad cerebral antes y después de la exposición, a través de imágenes de resonancia magnética de un conjunto de regiones cerebrales interconectadas que desempeñan un papel importante en la memoria y en el pensamiento interno. 

Los resultados 

Comparando las imágenes de la resonancia observaron que la conectividad funcional de esas regiones había disminuido tras exponerse al aire del escape de diésel. La doctora Jodie Gawryluk, primera autora del estudio explica que, “la conectividad funcional alterada se ha asociado con un rendimiento cognitivo reducido y síntomas de depresión, por lo que es preocupante ver que la contaminación del tráfico interrumpe estas mismas redes. Si bien se necesita más investigación para comprender completamente los impactos funcionales de estos cambios, es posible que puedan afectar el pensamiento o a la capacidad de trabajo de las personas". 

Aunque las alteraciones cerebrales fueron temporales, los investigadores creen que estos efectos podrían ser duraderos si la exposición a esta contaminación es continua. “Es posible que la gente quiera pensarlo dos veces la próxima vez que esté atrapada en el tráfico con las ventanas bajadas”, añade el doctor Carlsten. “Es importante asegurarse de que el filtro de aire de su automóvil esté en buen estado de funcionamiento, y si camina o anda en bicicleta por una calle concurrida, considere desviarse a una ruta menos transitada”. Habiendo dado este primer paso, el equipo cree que otros productos de combustión también podrían presentar este tipo de efectos nocivos por lo que el siguiente paso será ampliar los productos analizados.



Te puede interesar
medicos-mal-pagados-atencion-primaria
Mal pagados y con una alta carga asistencial: el presente de los médicos de Atención Primaria
españa-aprueba-nuevo-tratamiento-oral-pfizer-dermatitis-atopica
España aprueba un nuevo tratamiento oral de Pfizer contra la dermatitis atópica
investigadores-espanoles-predecir-tumores-endometrio
Desarrollan un nuevo sistema para predecir la evolución de los tumores de endometrio