logo_medicina
Síguenos

Una científica española demuestra la inocencia de una madre acusada de matar a sus hijos

Tras 20 años en la cárcel, la madre ha sido indultada. Según el estudio de la científica, los niños padecían una mutación genética que les causó la muerte súbita

Compartir
Una científica española demuestra la inocencia de una madre acusada de matar a sus hijos
Foto: Instituto Francis Crick

Por Andrea Martín

6 de junio de 2023

Carola García de Vinuesa es una científica genetista española cuya investigación ha logrado demostrar la inocencia de una mujer australiana, Kathleen Folbigg, condenada a prisión hace 20 años por la muerte de sus cuatro hijos: Caleb, Patrick, Sarah y Laura. Estos, fallecieron entre 1989 y 1999 cuando tenían entre 19 días y 18 meses. La acusada, condenada en 2003, siempre ha mantenido su inocencia, asegurando que todos sus hijos murieron por causas naturales.

Todo comenzó para Kathleen cuando, con tan solo 19 días de vida, su primogénito Caleb falleció. Los médicos determinaron que la muerte se debió al síndrome de muerte súbita del lactante. Dos años después, la historia se repitió con su segundo hijo, Patrick, que padecía daño cerebral, epilepsia y ceguera parcial, y que murió a los ocho meses de edad de un fuerte ataque epiléptico. Sarah, la tercera hija de Kathleen, también falleció, en su caso a los diez meses y medio, de muerte súbita. Finalmente, su cuarta hija Laura, murió después de que su madre la pusiera a dormir. La muerte de la pequeña la declararon como “indeterminada”, lo que dio lugar a su condena por supuestos infanticidios.

Tras dos décadas en prisión, las autoridades australianas han anunciado el indulto de la madre gracias a la investigación, y reapertura del caso, de la científica García de Vinuesa, que apunta a que los bebes padecían una mutación genética que causaba arritmias letales. "Creo que todos tenemos que ponernos en el lugar de Folbigg y dejarle ahora el espacio que necesita para continuar con su vida; no acosarla o perseguirla de ninguna manera. Ha sido un calvario de 20 años para ella. Le deseamos lo mejor para el resto de su vida", ha indicado el fiscal general de Nueva Gales del Sur, Michael Daley, según recoge el periódico The Sydney Morning Herald.

La ciencia, clave para la investigación 

La científica española, perteneciente a la “Royal Society”, la comunidad científica en activo más antigua del mundo, de Londres (Reino Unido), ha sido la clave para la reapertura del caso en Australia y demostrar la inocencia de Folbigg. Su estudio, publicado en la revista Eurospace, recoge que los niños padecían una mutación genética llamada CALM2, una patología que causa la muerte súbita en los infantes. "Los cuatro niños estaban enfermos al nacer, sobre todo los dos primeros, y eso estaba recogido en los informes del hospital. Encontramos una mutación, primero en ella y luego en sus niñas, en el gen CALM2. Este, cuando está mutado, es una de las causas reconocidas de muerte súbita en la infancia", según declara García de Vinuesa en una entrevista a EFE.

La búsqueda de evidencias, por parte de la comunidad científica, que pudieran demostrar estas mutaciones como causa de las muertes de los pequeños viene de lejos. En el año 2018 ya se realizó una primera revisión judicial que fue desechada y en 2021 cerca de un centenar de científicos, entre los cuales se encontraban dos premios Nobel, pidieron el indulto y la liberación inmediata de la australiana. "Ella ha perdido gran parte de su vida y es muy difícil saber cómo va a poder rehacerla. Pero está en paz y no pide mucho, que se la reconozca como una buena madre, y en esta segunda revisión del caso se ha reconocido que lo era ", cuenta García de Vinuesa.



Te puede interesar
dolencias-mas-comunes-trabajador-siglo-xxi
Estas son las dolencias más comunes del trabajador del siglo XXI
kate-middleton-princesa
Kate Middleton: ¿qué le pasa a la Princesa?
reino-unido-primera-vacuna-tratar-cancer-siete-minutos
Reino Unido aprueba una inyección para tratar el cáncer en siete minutos