logo_medicina
Síguenos

Un patógeno de la caña de azúcar podría convertirse en uno de los antibióticos más potentes

La bacteria, que afecta a la hoja de la caña de azúcar, podría convertirse en la salvación frente a la amenaza de la resistencia a los antimicrobianos

Compartir
Un patógeno de la caña de azúcar podría convertirse en uno de los antibióticos más potentes

Por Andrea Martín

25 de enero de 2023

Una potente toxina vegetal, con una forma única de matar bacterias dañinas, se ha convertido en candidato para ser uno de los antibióticos más potentes en décadas. El antibiótico natural, que recibe el nombre de Albicidina, es producido por un patógeno llamado Xanthomonas albilineans, que es el causante de la enfermedad de la escaldadura de la hoja en la caña de azúcar y que afecta a la calidad de su jugo. Se cree que el patógeno utiliza la albicidina para atacar la planta y propagarse.

Desde hace tiempo se sabe que la albicidina es muy eficaz para matar bacterias como la “E. coli” y “S. aureus”, dos superbacterias conocidas por su creciente resistencia a los antibióticos existentes, que han provocado la necesidad de crear nuevos fármacos eficaces.

A pesar de su conocido potencial antibiótico y su baja toxicidad en experimentos preclínicos, el desarrollo farmacéutico de la albicidina se ha visto obstaculizado a lo largo de los años por el hecho de que los científicos no sabían con precisión cómo interactuaba con el ADN girasa, es decir, enzimas que actúan durante la replicación del ADN. Ahora, gracias a los estudios del grupo de investigación del doctor Dmitry Ghilarov, en el Centro John Innes, junto con los laboratorios del profesor Roderich Süssmuth, de la Universidad Técnica de Berlín (Alemania) y el profesor Jonathan Heddle, de la Universidad Jagellónica, en Polonia, han utilizado los avances en la microscopia para conocer cómo interactúan.

Los resultados, publicados en la revista “Nature Catalysis”, mostraron que la albicidina tiene forma de “L”, lo que le permite interactuar tanto con la girasa como con el ADN de una manera única. En este estado, la girasa ya no puede moverse para unir los extremos del ADN; el efecto de la albicidina es similar a una llave inglesa lanzada entre dos engranajes.

La forma en que la albicidina interactúa con la girasa es tan diferente de la de los antibióticos existentes que es probable que la molécula y sus derivados sean eficaces contra muchas de las actuales bacterias resistentes a los antibióticos. "Tenemos la esperanza de que la naturaleza inusual de la interacción entre la albicidina y la girasa nos permita utilizarla como base para desarrollar antibióticos que puedan superar la amenaza de las bacterias resistentes a los antibióticos", comentó Elizabeth Michalczyk, estudiante de doctorado en Heddle Lab y uno de los autores principales del trabajo.

El siguiente paso para esta investigación es encontrar colaboradores académicos e industriales y buscar financiación para llevar la investigación a ensayos clínicos en humanos. Esto podría conducir al desarrollo de una nueva clase de antibióticos que se necesita con urgencia frente a una amenaza global de resistencia a los antimicrobianos.



Te puede interesar
mirada-maria-blasco-anticonceptivos
El doble método anticonceptivo en España
adios-al-recorte-de-los-codigos-de-barras-de-los-medicamentos-en-farmacias-1647937693786
Adiós al recorte de los códigos de barras de los medicamentos en farmacias
replican-primera-vez-embrion-humano
Replican por primera vez un modelo de embrión humano de 14 días