logo_medicina
Síguenos

El Alzheimer empieza antes y avanza más rápido en las personas con síndrome de Down

Uno de los autores del estudio estadounidense que lo confirma lamenta que se excluya al colectivo con esta afección de los ensayos clínicos sobre esta enfermedad que afecta al cerebro

Compartir
El Alzheimer empieza antes y avanza más rápido en las personas con síndrome de Down

Por Europa Press

18 de abril de 2024

Casi todos los adultos con síndrome de Down desarrollarán síntomas de Alzheimer al final de la mediana edad y, según un nuevo estudio, realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis (Estados Unidos), la enfermedad comienza antes y avanza más rápidamente en las personas con esta afección, un hallazgo que puede tener importantes implicaciones para su tratamiento y atención.

El descubrimiento forma parte de un estudio publicado en 'Lancet Neurology', que compara cómo se desarrolla y progresa el Alzheimer en dos formas genéticas de la enfermedad: una familiar, conocida como enfermedad de Alzheimer autosómica dominante, y el Alzheimer vinculado al síndrome de Down. 

"En la actualidad, no existen terapias contra el Alzheimer para las personas con síndrome de Down", afirma el coautor y doctor en Medicina y catedrático de Neurología, Beau Ances. Además, explica que históricamente se ha excluido a las personas con esta discapacidad del desarrollo de los ensayos clínicos sobre el Alzheimer. "Esto es una tragedia porque este colectivo necesita estas terapias tanto como cualquiera", continúa.

El síndrome de Down está causado por la presencia de un cromosoma 21 adicional. Este lleva una copia del gen APP (proteína precursora de amiloide), lo que significa que las personas con esta afección producen muchos más depósitos de amiloide en sus cerebros de lo que es normal. Esta acumulación es el primer paso de la enfermedad de Alzheimer. En las personas con síndrome de Down, el deterioro cognitivo suele producirse a los 50 años.

Las personas con enfermedad de Alzheimer autosómica dominante también tienen una cronología predecible del deterioro cognitivo. Estos pacientes heredan mutaciones en uno de tres genes específicos: PSEN1, PSEN2 o APP. Suelen desarrollar síntomas cognitivos a la misma edad que sus padres: a los 50, 40 o incluso 30 años.

"Dado que estas dos poblaciones desarrollan la enfermedad a edades relativamente tempranas, no presentan los cambios asociados a la edad que se observan en la mayoría de los pacientes de Alzheimer, que suelen tener más de 65 años", explica la autora del estudio, Julie Wisch, doctora e ingeniera principal de neuroimagen en el laboratorio de Ances. "Esto, combinado con la edad de inicio bien definida en ambas afecciones, nos brinda una oportunidad poco frecuente de separar los efectos de la enfermedad de Alzheimer del envejecimiento normal y ampliar nuestra comprensión de la patología de la enfermedad", añade.

La relación de los ovillos de tau con las placas amiloides

Como parte de este estudio, los investigadores cartografiaron el desarrollo de los ovillos de tau, el segundo paso en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Utilizando tomografías por emisión de positrones (PET) de 137 participantes con síndrome de Down y 49 con Alzheimer autosómico dominante, los investigadores examinaron cuándo aparecían los ovillos de tau en relación con las placas amiloides y qué partes del cerebro estaban afectadas.

El estudio reveló que las placas amiloides y los ovillos de tau -anomalías proteicas que preceden al deterioro cognitivo en el Alzheimer- se acumulan en las mismas zonas del cerebro y en la misma secuencia en ambos grupos, en términos generales. Sin embargo, el proceso se produce antes y más rápidamente en las personas con síndrome de Down, y los niveles de tau son mayores para un nivel dado de amiloide. 

"La progresión normal con el Alzheimer es que se observa amiloide, y luego se obtiene tau -y esto ocurre con una diferencia de cinco a siete años- y luego neurodegeneración", explica Wisch. "Con el síndrome de Down, la acumulación de amiloide y tau se produce casi al mismo tiempo", añade.

En la actualidad solo existe un tratamiento para la enfermedad de Alzheimer aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y que haya demostrado cambiar el curso de la enfermedad: el lecanemab, dirigido contra el amiloide. Dado que su acumulación es el primer paso de la enfermedad, este medicamento se recomienda para personas en fases tempranas de Alzheimer, con síntomas muy leves o leves. También, se están desarrollando terapias dirigidas a tau, destinadas a personas en fases avanzadas de la enfermedad, cuando la patología de tau desempeña un papel más destacado. 

"Dado que en las personas con Alzheimer asociado al síndrome de Down se produce una compresión de las fases amiloide y tau de la enfermedad, tendremos que centrarnos en ambas", explica Ances. "Puede que tengamos que idear enfoques diferentes para esta población", apunta.



Te puede interesar
trasplantan-primera-vez-rinon-cerdo-combinacion-bomba-cardiaca
Trasplantan por primera vez un riñón de cerdo en combinación con una bomba cardiaca
sanidad-privada-participa-en-mitad-de-ensayos-clinicos
La sanidad privada participa en el 50% de los ensayos clínicos de nuestro país
urologia-especialidad-medico-quirurgica
La Urología ha sido la especialidad médico-quirúrgica que más ha evolucionado